La cocina del Delta Amacuro de Venezuela

Warao es un pueblo indígena amerindio que habita en el delta del Orinoco. Hay más de 36.000 personas que se identifican con esta etnia. 

La vida de los indígenas del Delta, y del resto de la gente, se desarrolla prácticamente en el agua, sobre una canoa o una lancha voladora. Allí no hay casi otra forma de movilizarse que no sea por los caminos de agua dulce, constituido por los numerosos caños que atraviesan manglares en una red interminable de laberintos donde se pierden los que no son conocedores. 

Se vive sobre el agua y del agua. Los waraos, la etnia indígena que habita especialmente el bajo Delta, hacen sus casas o janokos, como palafitos, ancladas sobre el agua. Ellos mismos son, literalmente, “gente de agua”, y su vida está regida por el agua y el movimiento de las mareas, que descubre playas y determina la abundancia o escasez del alimento. Y también se vive del agua, pues su principal recurso alimenticio es el morocoto, un pez de agua dulce, de color gris violáceo en el dorso y el vientre blanquecino con algunas machas anaranjadas. Con ese pez, de carne tan estimada que allí lo conocen como el rey de los pescados, los deltanos elaboran un sancocho sencillo, pero sustancioso, tan delicioso que goza de merecida fama regional. 

El morocoto, el rey de los pescados 
La entidad es reconocida, en materia alimentaria, por el cacao de San José de Cocuina, la industrialización del palmito de manaca, el aprovechamiento del cangrejo azul y la excelencia de algunos de sus pescados de agua dulce. Uno de ellos, quizás el más celebrado, es el morocoto (Colossoma brachypomus). Se trata de un pez de agua dulce, de unos 80 cm de largo, de color gris tirando a violáceo, sobre el dorso y los costados, y el abdomen blanquecido salpicado de tenues manchas anaranjadas. Su carne es muy estimada y en el delta lo llaman el “rey de los pescados”. Tiene una elevada fecundidad y sus alimentación es especialmente frugívora. Abunda en el Orinoco, la parte orinoqueña hacia Tucupita y los ríos de Monagas. Su temporada, según R.D. León, es en la estación de bajada de agua, que comprende desde mediados de agosto hasta finales de marzo. Se consume fresco o salado y se fríe, asa o sancocha en hervido. Un plato muy popular es el morocoto deltano, que es un sancocho de pescado hecho con morocoto salado y diversas verduras, sobre todo ñame, ocumo, plátano verde, yuca y mapuey, servido con casabe o arepa y encurtido con ají picante, especialidad de las poblaciones del estado Delta Amacuro. 

Fuente: Entre gustos y sabores costumbres gastronómicas de Venezuela, Rafael Cartay. Fundación Bigott. Fotografía de Henry Moncrieff. 

Comentarios