Locro boliviano

El locro (del quechua ruqru o luqru) es un guiso a base de zapallo, porotos y maíz que se consume en la zona de la cordillera de los Andes, desde Argentina y hasta el sur de Colombia, pasando por Ecuador, Perú y Bolivia. Suerte de guiso cuyo origen es indudablemente prehispánico y preincaico, típico de varios pueblos andinos que basaban gran parte de su dieta en el maíz o los porotos y la papa. 

En Bolivia, el locro más conocido es aquel que se prepara en la Semana Santa, ocasión en la que con muy pocas excepciones se convierte en el plato indispensable. Su característica, es la ausencia de carne y contiene "choclo" cortado en rodajas, queso, papa y obviamente el zapallo tierno y fresco. 

En la región cruceña se da la variante llamada locro carretero que es principalmente un caldo, compuesto de arroz, carne, banana o yuca (mandioca). También típicamente cruceños son el locro de choquizuela (o jamón del medio), de murucuntrullo (pedazo de choquizuela para hacer caldo), locro de joco, de tatú carreta, locro con plátano (banana), masaco, locro de gualuza (o papa camba), con diferentes tipo de carne: charque, anta (tapir), cola saraza, tira, torcaza, gallina criolla, menudos (hígado, riñones etc.). 

Otra variante -bastante diferente y menos frecuente que el locro de choclo o frijoles- es el locro de papas.

Fotografía de Luisina. Texto Wikipedia. 

Comentarios