Pastelería, café y cócteles en el Museo de Bellas Artes

En el jardín del Museo de Bellas Artes, Plaza de los Museos, en un ambiente propicio rodeado de naturaleza, entre las estructuras arquitectónicas de dos edificios uno clásico y otro moderno, inmersos en la plástica que exhibe el museo en cada sala se dan todas las condiciones para compartir y tener un punto de encuentro para pasar un rato agradable, placer que se acentúa aún más si se trata de un viernes nocturno en los museos cuando la oferta programática también contempla otras expresiones artísticas como la música, la danza o la poesía y resulta más ideal aún si además de todo eso el público puede complacer al paladar. 

En ese sentido, Cafetín del Museo de Bellas Artes le ofrece a los visitantes la especialidad de la casa como lo es la pastelería, café pero igualmente hay almuerzos en un único menú, desayunos, meriendas y tapas de martes a domingo en un horario 9:00 am a 5:00 pm, siendo que los viernes nocturnos de los museos está abierto hasta las 9:00 pm y cuando hay ruta nocturna de los museos hasta la medianoche. 

Al respecto conversamos con la dueña Nataly Osio, quien se encarga del cafetín conjuntamente con el apoyo de su esposo e hijos y con unos amigos que son morochos “que de vez en cuando me dan una manita”. “Las tortas, tartaletas y galletas son hechas por mi. También tenemos chocolate caliente, mokaccino, café de máquina. Los viernes nocturnos en los museos ofrecemos carpaccio, sushi, tartar, sánduches, vino y cerveza”. 

“Los días más movidos son los viernes” indica que cuando más flujo de público hay es cuando hay música. “Poco a poco esto ha ido creciendo, es un sitio que se presta para realizar actividades de tango, boleros y poesía entre otros”. 

Opina el público 

Manuela Acosta, arquitecto, 28 años “Me gusta mucho este espacio. Aquí suelo comer tortas” 

Glenser Villaroel tengo 18 años y estudio producción y fotografía en el IUTIRLA 
“Me parece chévere porque nos podemos sentar aquí un rato, podemos compartir, tomar café -estaba muy bueno por cierto- , y me parece muy ameno pasar un rato aquí. Venimos también en la tarde después de la universidad. Los viernes nocturnos no vengo porque a esa hora estoy trabajando. Siempre que vengo paso a las exposiciones lo que haya en exhibición y después pasamos por acá un rato nos sentamos y luego nos vamos al parque Los Caobos.” 

Mylady Suárez, psicóloga “Me parece que hay buena atención. Es una buena alternativa, maravilloso que se articulen las exposiciones, la música y la gastronomía”. 

María Ramona Silva de Briceño, 80 años “He venido varias veces, el servicio es excelente. Vengo cuando visito a mi hija porque vivo en Mérida”. 

Maríanela Briceño, cantante, tiene una posada en Boca de Uchire. Me parece maravilloso que la gente que visita al museo tenga la opción de poder comerse algo, poder escuchar a partir de las 7:00 pm música. Pienso que el arte es de Dios y es la forma de llegar a él. Toda la vida he cantado pero profesionalmente hace como 2 años. 

Coctelería 
El público aparte de tomarse una copa de vino o una cerveza en el Café del MBA, los viernes por la noche o cuando se realiza la ruta nocturna de los museos, también puede visitar La+Barra, la cual se ubica en las afueras del edificio neoclásico del MBA y oferta una gama de cócteles y bocados para complacer al paladar. La + Barra a diferencia del Café del MBA, únicamente funciona los viernes por la noche o cuando se realiza la ruta nocturna. 

(FIN/ FMN/ Teresa Quilez)

Comentarios

  1. Si ese café de Bellas Artes es lo maximo y la duena atiende de maravilla uno se siente muy a gusto

    ResponderEliminar

Publicar un comentario