Los champiñones de Carabobo

Champiñones es una palabra un poco ambigua que designa una amplia variedad de hongos comestibles y de gran uso en la cocina: el boleto o boletus, el champiñón de París, la cantarela, el champiñón salvaje, el hongo negro, etc. 

De ellos, el que se produce corrientemente en Venezuela desde hace unas pocas décadas, es el champiñón de París (agaricus bisporus) que es una variedad de color blanco con un pequeño tallo erecto terminado en un sombrerito, famoso por ser el de mayor consumo mundial. 

Propiamente una seta (hongo en el que la parte esporífera tiene forma de sombrerillo sostenido por un perdículo; de allí que todas las setas son hongos, pero no todos los hongos tienen formas de seta), este champiñón es muy usado en nuestra cocina, como acompañante de platos de carne de res, aves, pescados, pasta, arroz, pizzas, huevos, etc. 

En el país (Venezuela), se produce en varios estados, tanto el agárico como el boleto (Boletus edulis). Así sucede en Mérida, Trujillo, Lara, Carabobo, etc. Precisamente en este último estado, en la empresa Agrícola La Reina, situada entre San José y San Diego, se cultiva cerca de la mitad de la producción nacional de champiñón. 

Bibliografía: Rafael Cartay, Entre gustos y sabores costumbres gastronómicas de Venezuela, fundación Bigott 2010, pagina 89. Fotografía: Alberto Rincón, Champiñones al pesto con huevo.

Comentarios