La hallaca de Belén de Velasco, una tradición de familia

En Venezuela, las familias se reúnen anualmente en el mes de diciembre para realizar el plato que reina sus mesas decembrinas, la “Hallaca”. 

Belén de Velazco, nació en el pueblo de Cúa ubicado en el estado Miranda, luego con el tiempo contrajo matrimonio con el señor Germán Velazco, oriundo de Táriba, San Cristóbal. La madre de Germán inició a Belén en el delicado quehacer decembrino, “A mí me enseño a cocinar mi suegra, con ella aprendí a cocinar las hallacas con garbanzo”, nos cuenta Belén mientas arma las hallacas. 

La hallaca con el paso de los años paso a ser un platillo extraordinario dentro del arte culinario de Venezuela, al igual que sus acompañantes la Ensalada de Gallina, el Pan de Jamón, el Pernil Asado y sin hablar de los Bollos, los cuales nacen al final de la jornada, estos se crean con todas las sobras de las hallacas, y se acompañan con queso duro o un poco de picante en algunos casos. 

El entorno a la preparación de la Hallaca, es plenamente familiar, donde todos los miembros se encuentran para realizar un plato que sin duda es la expresión más autentica de integración familiar a la venezolana, donde el onoto tiñe de color cada sonrisa y esperanza por un año nuevo, rindiendo culto a los alimentos, sabores y recuerdos de cada ají dulce picadito, luego sofrito luego desperdigando aroma único. 

Belén regaló su receta a KanoboSur, la cual realiza desde hace 47 años, acompañada de su esposo, hijos, nietos y sobrinos. Receta que compartimos con todos los lectores, para preservar la memoria culinaria de un pueblo, es importante hablar de ella, escribirla y compartirla, así creemos podemos colaborar en esta tarea. 
Receta de Belén de Velazco: preparación de la Hallaca de pollo 

Ingredientes: 3 pechugas de pollo sin piel, 8 tomates maduros, 6 cebollas grandes, un puñado de cebollín, 500 gramos de ají dulce, 2 ajos porros (puerro), 6 pimentones rojos (pimiento), 1 taza de uvas pasas, 1 taza de alcaparra, 2 rollos de pabilo, 3 cubitos de pollo, 1 litro de aceite vegetal, 200 gramos de semillas de onoto (achiote), 1 pañuelo blanco de cocina, 2 kilos de harina de maíz precocida (puede ser la marca harina Pan o harina de maíz Venezuela), 1 paquete de hojas de plátano ya limpias y lavadas por agua (banano), Sal y pimienta al gusto. 

Adornos: 2 cebollas cortadas en círculos redondos finos, 3 pimentones rojos cortados en julianas o tiras largas muy finas, 100 gramos de alcaparra, 100 gramos de aceituna. 

Preparación 

Previamente en una olla cocinar el onoto (achiote) con el aceite vegetal a fuego muy bajo, hasta que todo el aceite este teñido de color rojo. Luego con un pañuelo, usarlo como colador, y se pasa el aceite por la tela, retirando las semillas y conservando sólo el aceite pintado. Guardar y reservar para los siguientes pasos. 

Limpiar los ajíes dulces, retirarles las semillas al igual que los pimentones, picar las cebollas, el cebollín, los ajos porros agregar todo en el “picatodo” o triturador de cocina. Reservar todos los aliños en un envase. 

En un bol grande, agregar la harina de maíz precocida. Poco a poco ir incorporando agua a temperatura ambiente, y amasar todo hasta lograr una masa suave y homogénea, sin grumos. Luego agregar poco a poco el aceite de onoto, amasar todo hasta que la masas este teñida de color (cuidar que no se sobrepase de grasa). 

Colocar una olla grande con agua al fuego, y agregar todos los tomates, cocinar muy bien, luego retirar del fuego y colocar los tomates en agua con hielo, durante 10 o 15 minutos hasta que estén completamente fríos. Luego pasar los tomates a la licuadora, y triturar todos muy bien, pasar por un colador y botar las semillas, reservar en un envase. 

Picar todo el pollo en cuadros medianos, y reservar en un bol de cocina. 

En una olla grande agregar todos los aliños, con un poco de aceite de onoto. Luego agregar todo el tomate y cocinar a fuego muy bajo. 

Seguidamente, adicionar al guiso un poco de aceitunas picaditas y uvas pasas. Ir agregando poco a poco el pollo picado. Cocinar todo, revisar el sabor, agregar el cubito de pollo, rectificar el punto de sal y pimienta. El guiso deberá estar con un poco de líquido al final. 

Tender una hoja de plátano ya limpia, luego colocar un poco de masa pisando poco a poco con los dedos, hasta lograr una capa de poco grosor. En el centro colocar un poco del guiso del pollo, una lámina de cebolla, pimentón, una alcaparra y una aceituna. 

Luego cerrar la hoja, y envolver con una hoja más pequeña, como faja, para luego amarrar con pabilo, buscando que la hallaca quede bien sellada y no se abra a la hora de la cocción. De esta manera repetir hasta a acabar con todos los ingredientes. 

Finalmente, es normal queden sobras de ingredientes, pero como el venezolano aprovecha todo, sugerimos, preparar bollos navideños que consiste en tomar todos los sobrantes, bien picaditos, agregarlos a una masa de harina de maíz, igualmente pintada con onoto, haciendo masa firme, formando bollitos con las manos y envolviéndolos en hojas asadas de plátano, se amarran igualmente con hilo pabilo para cocinar en abúndate agua.

Trabajo realizado por Juan Antonio García Pineda & Frederick Jimenez. 

Comentarios