Los contrastes de la gastronomìa chilena

Los productos endémicos son aquellos que se consiguen sólo en una región determinada. Chile tiene varios alimentos de este tipo.

En la zona sur de chile, por ejemplo, están los Digüeñes, unos hongos únicos en el mundo que se caracterizan por tener textura gelatinosa y áspera. Famosas son las empanadas de digüeñes, que sólo se pueden conseguir en Chile.

También están las papas chilotas. Según el chef Carlo von Mühlenbrock, “se han detectado cerca de 284 variedades y hay en el país s esta comenzando a consumir en mayor proporción. Yo mismo tengo varios platos en que ocupo las papas de distintas formas”, dice el chef, uno de los encargados de representar a la gastronomía chilena en la Feria del Libro de Guadalajara.

La murtilla, por su parte, es un berry netamente chileno: un fruto aromático que puede ser parte de un delicioso postre. Es de recolección manual y cultivo silvestre. Poco a poco su producción ha comenzado a aumentar en el país y cada vez son más los restaurantes que la utilizan en sus platos. El maqui es otro fruto único chileno y se caracteriza por tener las mismas propiedades antioxidantes del vino.

Otro fruto único es la frutilla blanca. Proviene de Puren y solo se puede conseguir durante dos o tres semanas al año. Es aromática y deliciosa, crece en diciembre y se cosecha en enero.

La morchella cónica o colmenilla, a su vez, es una seta única en el mundo y es más aromática que las que se encuentran en Europa. Comienza a salir en primavera, tiene la forma de una colmena y olor a levadura intenso con textura mantequillosa. Se recomienda comerla fresca. Otra seta chilena es el Boletus loyo, que sólo se consigue en los bosques nativos del sur de Chile. Tienen una textura asombrosa y muy carnosa. Sólo se consigue en otoño.

“Chile tiene un clima mediterráneo que nos permite tener productos de excelente calidad”, comenta von Mühlenbrock”. Agrega: “La corriente fría de Humboldt en el océano Pacifico contribuye también al particular de los productos de nuestra costa”, acotando que, para un cocinero profesional, aportar por los productos chilenos es sinónimo de hacerlo por la calidad y el sabor.

Chile tiene productos para diferenciarse de otros países. Tenemos manzanas con más sabor, naranjas más dulces, berries robustos… En general. Todo lo que buscamos los cocineros”, dice. El representante de la gastronomía chilena en Guadalajara hace un llamado a sus pares para darle mas relevancia a los productos latinoamericanos: “Hay que apostar por este hilo conductor de la cocina de la región. La Alianza del Pacífico, del cual Chile y México son parte, permitirá trabajar mancomunadamente para mostrarle al mundo que tenemos una gastronomía de verdad maravillosa”.

Fotografìa de "Elige Vivir Sano".

Comentarios