Para atender retos mundiales en alimentación

Soluciones locales ambientalmente responsables. El reto no sólo es compartir las soluciones agrícolas modernas, sino trabajar de la mano con productores para transferir el conocimiento. 

Enfrentar con eficacia los retos de la seguridad alimentaria en cualquier país implica una gama colectiva de acciones coordinadas entre los gobiernos federales y estatales, legisladores, la industria agroalimentaria y los productores. 

De hecho, en muchos países ya existen diferentes acciones para conjuntar esfuerzos que mitiguen los problemas de la falta de alimentos y permitan la generación de mayores y mejores propuestas alimenticias, todas ellas responsables con el medio ambiente. 

Hoy, el nuevo enfoque de las empresas agroalimentarias en esos países es ofrecer soluciones locales para responder a los retos globales. Nos referimos a compañías que comparten la convicción de que las prácticas empresariales basadas en principios universales construyen un mercado global más estable, equitativo e incluyente que fomentan sociedades más prósperas. 

En ese sentido, Syngenta centra su agenda de seguridad alimentaria en el desarrollo rural sustentable con acciones que mejoren la rentabilidad de la tierra y el cuidado al medio ambiente, además de incluirse en los dos principales índices financieros que miden las contribuciones de las compañías al desarrollo sustentable de su entorno en diferentes niveles. 

“Una cultura de medio limpio permite preservar las condiciones óptimas de los cultivos, generar más alimentos y de mejor calidad.” –Javier Valdés, Director de Syngenta México. 

Conciencia ecológica 
“El reto no sólo es compartir las soluciones agrícolas modernas derivadas del desarrollo y la investigación, sino trabajar con el productor transfiriéndole conocimientos para implementar las mejores prácticas agrícolas en todo el ciclo de producción como parte de nuestra responsabilidad corporativa”, indicó Javier Valdés, Director de Syngenta México. 

Para lograrlo, Syngenta genera mecanismos de transferencia de tecnología que promomueven una conciencia ecológica entre los agricultores de los países donde participa. En México, por ejemplo, promueve y fomenta una cultura responsable de buen uso y manejo de los productos para proteger los cultivos a través del programa Custodia de Productos, una propuesta de acompañamiento permanente y eficaz a los bienes distribuidos por la empresa; desde su elaboración hasta la disposición final de sus envases, para disminuir riesgos a la salud y favorecer la sustentabilidad del medio ambiente. 

“El camino para alcanzar estos objetivos en producción de alimentos es trabajar con el agricultor durante todo el ciclo, ofreciéndole la tecnología y conocimiento necesarios para eficientar el uso de recurso naturales y contribuir al desarrollo económico-rural de su comunidad” finaliza Valdés. 

Syngenta, en alianza con los diferentes actores del sector, impulsa la capacitación, la práctica y cultura de buenas prácticas agrícolas sustentables. En México, un ejemplo exitoso de ello es el programa campo limpio, cuyo objetivo es fomentar el manejo integral de envases vacios de insumos agrícolas. 

Por Luis Antonio Liho

Comentarios