Declaración de los ministros de agricultura o de desarrollo rural

Nosotros, Ministros de Agricultura o de Desarrollo Rural y la Organización de Naciones Unidas para la alimentación y la agricultura reunidos en París el 25 de Febrero de 2014, en el Salón Internacional de la Agricultura, confirmamos nuestra voluntad de participar plenamente en el Año Internacional de la Agricultura Familiar, proclamado por la Asamblea General de Naciones Unidas. 

Nosotros, 

-Subrayamos la necesidad de garantizar la seguridad alimentaria en un contexto de cambio climático y de velar por la alimentación de nuestros pueblos en cantidad y calidad, así como por la gestión sostenible de los recursos naturales, el empleo digno de nuestras agricultoras y de nuestros agricultores y la salvaguardia de un patrimonio material e inmaterial. -Rendimos homenaje al trabajo, a menudo exigente, de nuestras agricultoras y agricultores, que representan el 40% de la población activa a nivel mundial, y tenemos plenamente confianza en sus capacidades individuales y colectivas para contribuir a hacer frente a los desafíos de la producción agrícola y alimentaria, de la salvaguardia del medio ambiente y del empleo. 

-Recordamos la importancia de valorar el potencial de desarrollo en todas las regiones del mundo de las agriculturas familiares, especialmente gracias a su carácter multifuncional. 

-Subrayamos la necesidad de apoyar la instalación de jóvenes agricultoras y agricultores y de definir políticas específicas que les permitan tener acceso a las formaciones y a los factores de producción necesarios a una producción agrícola sostenible. 

-Animamos a nuestras agricultoras y a nuestros agricultores a participar plenamente en el desarrollo de sus territorios y a responder a la demanda cada vez más exigente y diversificada de los consumidores de dichos territorios. 

-Nos comprometemos a través de nuestras políticas públicas a crear un entorno favorable y a permitir que las agriculturas familiares contribuyan al desarrollo sostenible e integrador de nuestros países, es decir, que nos comprometemos a permitir el acceso y a garantizar el uso de las tierras agrícolas, a invertir en infraestructuras de comunicación, de regadío, de conservación, a apoyar las instituciones de créditos agrícolas, a apoyar a las organizaciones de productores, a orientar la investigación y la enseñanza agrícola vinculándolas con las necesidades de las explotaciones familiares, fomentando la organización de mercados y la promoción de los productos de nuestras agricultoras. 

Deseamos que el tema de la agricultura familiar sea tratado durante las diversas cumbres de alto nivel relativas a la agricultura y a la seguridad alimentaria y que esta declaración sea compartida lo más ampliamente posible en estas ocasiones. Deseamos especialmente que este tema y esta declaración sean debatidos durante la próxima sesión del Comité de Seguridad Alimentaria Mundial, y en especial durante el día mundial de la alimentación en Octubre 2014. 

Comentarios