Identidad gastrónomica en Venezuela

La identidad se refiere al grupo de características propias de un individuo o de una colectividad que los diferencian frente a los demás. 

La nación es el conjunto de personas de un mismo origen y que generalmente hablan un mismo idioma y tienen una tradición común. Jhanan Naime 

Por ello denominamos que la identidad gastronómica venezolana son aquellas características propias de: nuestros platos, bebidas, historia de nuestros platos y hasta la forma de comer. Que son las que nos dan nuestra propia identidad gastronómica y nos hace diferente a todas las demás. 

Una ciudad tiene que generar una gran observación hacia su interior para entender lo que le rodea. Venezuela tiene conflictos importantes en entender su identidad, y creo que es porque no somos lo suficientemente francos con lo que somos y con eso cosechar nuestro futuro. 

En el imaginario venezolano un conjunto de características que tienen especial relevancia son las del tipo gastronómico. No es un secreto para nadie, que cuando al venezolano se le pregunta las cosas que lo hacen diferente de otras naciones, una de las respuestas más usuales es la Hallaca, por extraño que a primera vista pueda parecer, no es lo absoluto descabellado que uno de los elementos que definan a una nación tengan que ver con su alimentación, según George Simmel "...todo los que es común a los hombres, lo más común es que tienen que comer y beber...". Esto es porque justamente esas son las principales elementos que nos permiten continuar con vida, siguiendo a Simmel, diríamos que es uno de los actos más egoístas del ser humano, debido a que es imposible, que una porción de alimento consumida por un individuo pueda ser consumida por otro, sin embargo el acto de alimentación contiene en si miso una enorme fuerza socializadora entre muchos otros elementos, porque la labor de obtener los alimentos nos obliga a estar juntos, o como diría Marx: 

"... Podemos distinguir al hombre de los animales por la conciencia, por la religión o por lo que se quiera. Pero el hombre mismo se diferencia de los animales a partir del momento en que comienza a producir los medios de vida, paso este que se encuentra condicionado por su organización corpórea. Al producir sus medios de vida, el hombre produce indirectamente su propia vida material..." 

Por todo esto, no nos debe impresionar que una lista de alimentos definan gran parte de nuestra identidad: hayaca, pan de jamón, toddy, chicha, carne en vara, guasacaca, perro caliente, arepa (Particularmente la Reina Pepiada), pabellón, cocosette, cualquier cosa de la savoy, la polarcita (con plomo o sin plomo), cachapa, patacón, cachapa de hoja, asado negro, catalinas, hervido, chipichipi, tres en uno, rompe colchón, pata e'cabra, pepitona, la pisca andina, sancocho (para la pea), paloapique... y para de contar. 

Miembro KanoboSur Anzoátegui 
Fotografia de Hector Plasmado

Comentarios