Chicha bebida ancestral y maravillosa

La chicha es una bebida prehispánica que nos une con toda Latinoamérica, existe a lo largo y ancho de todo el continente y ha sido una bebida de gran importancia en la alimentación del nuevo mundo. La chicha es en origen una bebida fermentada. 

En Venezuela se prepara de arroz, de ajonjolí y de maíz, en los Andes ha mantenido su importancia y se prepara normalmente de maíz y se deja fermentar, aunque puede prepararse boba es decir con fermentación mínima. Aunque mucha gente no lo sabe incluir la chicha caraqueña de arroz lleva una fermentación, proceso que explicamos en la receta y que nos sorprendió mucho cuando lo vimos. 

La chicha es una bebida importante, que ocupa pequeños rincones en las esquinas de las ciudades y en los mercados. En Mérida la chicha andina de maíz es el acompañante tradicional de los pastelitos. Existía antes una chicha de ojo llamada así porque la fermentaban hasta el punto que le salían ojitos a la bebida o pequeñas burbujas de Co2 consecuencia de la fermentación. Dice Rafael Cartay en su Diccionario de la cocina venezolana, (Alfadil, 2005) que antiguamente a la chicha de ojo se le agregaba grasa al hervirla y las manchas que le salían parecían ojos. 

En Táchira esa tierra llena de tradiciones señoriales se hace la chicha de maíz, de trigo o de arroz pero se prepara una bebida única y delicada, perfumada y bien amada por todo tachirense llamada masato (…). La chicha refrescante de arroz o la chicha fuerte de maíz muestran dos caras del país, la frescura del centro del país y la seriedad andina, la chicha es una bebida que nos conecta con nuestros ancestros aborígenes, con la Pachamama, con nuestro pasado y con el resto de Latinoamérica. 

Receta de la chicha caraqueña o de arroz 

Ingredientes base: 700 gramos de harina de arroz, 350 gramos de harina de trigo todo uso, 1500 gramos de agua. Ingredientes bebida: 100 gramos de la base, 1 litro de leche, 1850 gramos de azúcar, 80 gramos de esencia de vainilla, 300 gramos de leche en polvo, canela en polvo para servir, leche condesada para servir. 

Preparación 

En una olla de fondo grueso poner la harina de arroz y la harina de trigo, cubrir con el doble de agua, tapar bien y reservar por 24 horas. Con esto se buscar hidratar adecuadamente las harinas y aprovechar al máximo los almidones de ellas. 

Llevar la olla a fuego medio o bajo, y darle paleta. Mezclar con cuchara por aproximadamente una hora hasta que evapore el agua y esta pasta se convierte en un engrudo pegajoso. Se debe ser muy cuidadoso en este proceso ya que se podría quemar la pasta y esto dañaría el producto final. 

Una vez obtenido el punto deseado, retirar del fuego y cambiar a un recipiente con tapa y guardar. Este proceso es el más extraño y el que en nuestra opinión es lo que hace a esta bebida una verdadera chicha que en su origen debe llevar una fermentación. Así que se debe dejar esta pasta en un lugar cálido y oscuro entre tres y cinco días. Así esta pasta se fermentará, y saldrá un moho sobre la superficie, cuando este moho la cubra casi en su totalidad y de forma pareja. Una vez esto ocurra la pasta esta lista para hacer la chicha. 

Usar esta pasta base retirando el moho y mezclándola con leche en polvo, leche líquida, azúcar y vainilla. Poner en la licuadora y mezclar muy bien. El espesor depende de la cantidad de base. Servir con hielo, leche condesada y canela en polvo. 

Compilador juan antonio pineda 
Bibliografía: Muestrario de cocina tradicional, una odisea culinaria por Venezuela desde el casco histórico de Caracas (2012) p. 48-49.
Fotografia de Josymar Thomas Núñez

Comentarios

Publicar un comentario