Trabajar juntos para lograr un mundo más resiliente

En el Día Mundial de la Asistencia Humanitaria 2014, una mirada a algunas personas en la FAO que nos ayudan a mejorar la situación. 

El 19 de agosto se conmemora el aniversario del atentado en la sede de las Naciones Unidas en Bagdad, en el que 22 personas perdieron la vida. En 2008, la Asamblea General de la ONU designó este día como el Día Mundial de la Asistencia Humanitaria en un esfuerzo por aumentar la conciencia pública sobre el papel crucial que la ayuda humanitaria desempeña en mejorar la vida de las personas en todo el mundo, y para reconocer a las personas que arriesgan sus vidas distribuyéndola con el fin de construir un mañana mejor. 

Hoy, en el Día Mundial de la Asistencia Humanitaria, la FAO rinde homenaje el espíritu de nuestro personal, su labor humanitaria sobre el terreno y sus esfuerzos en curso para aumentar la resiliencia de las comunidades de todo el mundo. 

Los desafíos son grandes. Alrededor de 2 500 millones de personas cuyos medios de vida dependen de la agricultura, la pesca, los bosques y la ganadería se ven continuamente amenazadas por peligros y crisis. 

Cuando ocurren desastres, la FAO ayuda de inmediato a las familias a recuperar los medios para mantenerse por sí mismos, asegurando que no pierdan una cosecha en un momento en que las familias necesitan urgentemente esos alimentos e ingresos. 

Pero al mismo tiempo, trabajamos para abordar la raíz de los problemas que amenazan a las comunidades y reducir su vulnerabilidad. En muchos contextos, mantener los medios de subsistencia permite salvar vidas. 

El compromiso de nuestro personal con las comunidades es proactivo y a largo plazo. Trabaja con las comunidades -y las instituciones que las apoyan- para prevenir desastres y mitigar su impacto, al tiempo que se aseguran que los beneficios del desarrollo sean sostenibles. 

También trabajan sin descanso y en condiciones cada vez más difíciles para ayudar a los más necesitados. Sus esfuerzos humanitarios son parte fundamental de la labor más amplia de la FAO por lograr la resiliencia de las comunidades agrícolas, pesqueras y ganaderas. 

Hoy, la FAO rinde también tributo a la fuerza y perseverancia de los agricultores, pescadores y pastores de todo el mundo que continúan sembrando sus campos, cuidando sus animales y llevando alimentos a los mercados y los hogares, a menudo en circunstancias difíciles y tratando de adaptarse a condiciones cambiantes.

Para leer mas del artículo en el siguiente enlace Trabajar juntos para lograr un mundo más resiliente 

Por prensa la FAO

Comentarios