Emoción y reflexión en la tercera entrega del Premio Teresa Izquierdo

Apega entregó el galardón que lleva el nombre de la recordada Mamá Teresa a las cocineras populares Nery Martínez, Gloria Silva y Mariana Reyes. 

Ellas, trabajadoras incansables, recibirán capacitación profesional y equipamiento completo para sus cocinas. Gastón Acurio participó en el evento y exhortó a los peruanos a que reconozcan el trabajo de las mujeres y los productores locales que sustentan nuestra gastronomía. 

El Gran Auditorio Apega acogió hoy la entrega del III Premio Teresa Izquierdo, el galardón que rinde homenaje a la cocina popular del Perú y a las cocineras que con tanto amor y dedicación preparan nutritivos platos que son la base de nuestra gastronomía y el sustento de sus familias. 

En una emotiva ceremonia, La Sociedad Peruana de Gastronomía –Apega, reconoció con el premio, que lleva el nombre una de las cocineras más emblemáticas de la historia de nuestro país, a Nery Luisa Martínez Carrillo, Gloria Luz Silva Mondragón y Mariana Rita Reyes Velásquez. Como parte del galardón, ellas recibirán capacitación profesional y equipamiento completo para sus cocinas. 
Las premiadas fueron escogidas entre 15 cocineras que preparan menús populares en los distritos de La victoria, Los Olivos, Lince, Surquillo, Chorrillos y Villa María del Triunfo. Todas ellas recibieron antes del premio una capacitación en cocina y buenas prácticas alimentarias. 

Sobre el escenario, el chef Gastón Acurio felicitó a las ganadoras y realizó un emocionante discurso con el que animó a los peruanos a recordar y reconocer el trabajo y esfuerzo de estas talentosas mujeres, y de los productores locales. “Este premio es un agradecimiento tardío. A veces los peruanos nos olvidamos de las personas que han sostenido nuestra cultura gastronómica desde mucho antes que nosotros. Esta ceremonia reivindica a esas personas. Estas mujeres son las representantes de miles de mujeres que se levantan cada mañana para cocinar y mantener honradamente a su familia con esfuerzo. Hay que recordar que más importante que nosotros, los chefs, es el trabajo de nuestras cocineras y de nuestros productores locales”, refirió Acurio. 

Ejemplos de buena cocina y esfuerzo 
Nery Martínez lleva 32 años tras los fogones. La popular Tía Cachetes agradeció entre lágrimas “haber llegado a donde nunca pensé llegar” y se mostró alegre por ser “el orgullo y el ejemplo de sus [siete] hijos”. Doña Nery, que vende locro de quinua en el Mercado Mayorista de Santa Anita, terminó diciendo que seguirá trabajando hasta que dios le de fuerza, “porque las mujeres peruanas somos chamba”. 

La segunda premiada de la jornada fue Mariana Reyes (42 años y madre de cuatro hijos), quien vende carapulca y tamales en la puerta de la municipalidad de Villa María del Triunfo. La cocinera ancashina, que llegó a Lima a los 24 años, contó, tímida y sonriente, el secreto detrás de sus platos: “cantar feliz mientras cocino”. 

La última en recibir el premio que lleva el nombre de Mamá Teresa, fue Gloria Silva, creadora de queques famosos en Gamarra y el mercado número 2 de Surquillo. Sus originales preparaciones, hechas con ají panca, mashua y quinua; la han llevado de vender con una carretilla en la calle a iniciar su propia empresa de catering. También emocionada, contó que le encanta hacer cosas que le gusten a la gente y a sus hijos, “cosas nuevas y nutritivas con productos autóctonos”. 

El jurado del premio estuvo compuesto por Jimena Fiol, coordinadora de la oferta gastronómica de Mistura 2014; Isabel Álvarez, que es parte del directorio de Apega; José del Castillo, dueño del restaurante La Red; y Elena Santos, hija de la inolvidable Mamá Teresa, la mujer que inspiró este premio. 

Mistura 2014 se realizará hasta mañana, domingo 14, en la Costa Verde de Magdalena del Mar. Las entradas están a la venta en los módulos de Teleticket de Wong y Metro, y en las boleterías situadas en las principales entradas de la feria.

Por prensa Mistura 2014

Comentarios