Declaración de Roma sobre la Nutrición

La Segunda Conferencia Internacional sobre Nutrición (CIN2) es una conferencia intergubernamental de alto nivel en la que se que examinarán las cuestiones y desafíos relacionados con la nutrición en el mundo en el siglo XXI. Se prevé que la CIN2 apruebe un documento político final, la Declaración de Roma sobre la Nutrición, y un Marco técnico de acción para orientar su aplicación. El Coordinador de la Secretaría de la CIN2 de la FAO, Brian Thompson, explica detalladamente la finalidad de los documentos y la forma en que se utilizarán para mejorar la nutrición. 

¿Qué es la Declaración de Roma sobre la Nutrición? La Declaración de Roma sobre la Nutrición es un documento político elaborado para responder a las cuestiones y desafíos actuales relacionados con la nutrición. La Declaración, que reafirma los compromisos contraídos en la primera Conferencia Internacional sobre Nutrición de 1992, compromete a los países a erradicar el hambre y prevenir toda forma de malnutrición en el mundo, particularmente la desnutrición infantil, la anemia en las mujeres y los niños entre otras carencias de micronutrientes, y invertir la tendencia a la obesidad. La Declaración de Roma sobre la Nutrición obliga a los países a adoptar diez medidas para transformar en acción sus compromisos en materia de nutrición. 

¿Qué es el Marco de acción? El marco de acción proporciona un conjunto de opciones de política y estrategias voluntarias para que los gobiernos, en cooperación con otras partes interesadas según corresponda, las usen en la aplicación de los compromisos de la Declaración de Roma sobre la Nutrición. El marco proporciona un lista de 60 recomendaciones de políticas y estrategias que se pueden incorporar en los planes nacionales de nutrición, salud, agricultura, desarrollo e inversión para lograr una mejor nutrición para todos. Promueve el establecimiento de un entorno propicio para una acción eficaz y el fortalecimiento de los sistemas alimentarios sostenibles. Esto supone realizar inversiones en la agricultura favorable a los pobres y la agricultura en pequeña escala para mejorar las dietas y elevar los niveles de nutrición, así como aportar mejoras en materia de educación e información nutricionales, protección social, salud, recursos hídricos, saneamiento e higiene, e inocuidad de los alimentos, junto con recomendaciones para garantizar una mayor rendición de cuentas. 

¿Quién redactó y aprobó los documentos? La Declaración de Roma sobre la Nutrición fue negociada por los países miembros de la FAO y la OMS a través de un Grupo de trabajo conjunto de representantes regionales, con aportaciones de organizaciones de la sociedad civil, el sector privado y otras partes interesadas. Se prevé que la CIN2 apruebe la Declaración de Roma y el Marco de acción el día de inauguración de la Conferencia. 

¿De qué manera aprovecharán los gobiernos ambos documentos ? Los Gobierno adaptarán las recomendaciones en materia de políticas y estrategias para atender las particulares necesidades nutricionales de sus países. En la Conferencia se examinarán las medidas específicas para seguir adelante. 

¿Por qué fueron terminados antesde la Conferencia? Llegar a un consenso sobre los dos documentos presentados para su aprobación antes de la Conferencia permite a los delegados de la Conferencia centrarse claramente en la forma en la que se aplicará la Declaración y será objeto de seguimiento y en el modo en que se informará sobre ella, sin perder demasiado tiempo en perfeccionar el lenguaje de los documentos. Al centrar la atención sobre las siguientes medidas, anima a mirar hacia delante y a preparar el camino para una conferencia más eficaz, alentando así la asistencia de participantes de alto nivel. 

¿De qué manera estos documentos y la CIN2 tendrán un impacto positivo en las personas afectadas por la malnutrición? Al aprobar estos documentos, los países se comprometen a aplicar la Declaración mediante el Marco de acción, así como a garantizar la rendición de cuentas y el seguimiento de los avances relativos a los objetivos nutricionales globales existentes que han de cumplirse para 2025. Además, el compromiso posiblemente preverá la introducción de un objetivo mundial relacionado en la agenda para el desarrollo después de 2015. Los gobiernos nacionales pueden tomar cualquier número de medidas para lograr estos objetivos, además, se les alienta a establecer sus propios objetivos nutricionales teniendo en cuenta sus situación particulares. Pueden seguir de cerca la aplicación de los programas, los resultados y el impacto nutricional mediante los mecanismos de seguimiento y rendición de cuentas existentes. En general, estos documentos y la Conferencia significan un mayor compromiso mundial y mayores esfuerzos concertados para eliminar la malnutrición. Los participantes saldrán la Conferencia con las bases necesarias para transformar este compromiso en acción.

Por prensa la FAO
Compilador juan antonio pineda 

Comentarios