Nuevo impulso mundial para erradicar la malnutrición

Ha llegado la hora de actuar con decisión para asumir el reto del Hambre Cero y garantizar una nutrición adecuada para todos, aseguró hoy el Director General de la FAO, José Graziano da Silva, al intervenir en la clausura de la Segunda Conferencia Internacional sobre Nutrición (CIN2). 

"La malnutrición es la causa número uno de enfermedad en el mundo", dijo Graziano da Silva, añadiendo que: "Si fuera una enfermedad contagiosa, ya estaría erradicada" 

La conferencia ha reunido a representantes de más de 170 gobiernos -incluyendo a más de 100 ministros y viceministros-, quienes reafirmaron su compromiso de establecer políticas nacionales destinadas a erradicar la malnutrición en todas sus formas y a transformar los sistemas alimentarios para poner dietas más nutritivas al alcance de todos. A la reunión asistieron más de 2 200 participantes, entre ellos 150 representantes de la sociedad civil y casi un centenar del mundo empresarial. 

El Papa Francisco, la Reina Letizia de España, la Primera Dama de Perú, Nadine Heredia, el Rey Letsie III de Lesotho y la Princesa Haya Bint Al Hussein de los Emiratos Árabes Unidos intervinieron en la conferencia en calidad de invitados especiales. "Tenemos por delante la década de la nutrición", explicó el Director General de la FAO, haciendo referencia a la próxima Expo Milán 2015, cuyo tema es “Alimentar el planeta, energía para la vida". 

Graziano da Silva señaló que la seguridad alimentaria y la nutrición también ocuparán un lugar destacado en la agenda de desarrollo post-2015 de las Naciones Unidas, que sustituirá a los Objetivos de Desarrollo del Milenio que llegan a su fin el próximo año. 

"Esta Conferencia sobre nutrición señala el comienzo de nuestro renovado esfuerzo", dijo. "Será reconocida por haber traído la nutrición a la esfera pública, convirtiéndola en una cuestión pública, no privada". 

"Los compromisos políticos contraídos en la CIN2 –la primera que incluye soluciones que abordan la malnutrición en todas sus formas, desde el hambre a la obesidad- son un hito. Tenemos gran interés en trabajar con los Estados Miembros y la FAO para avanzar sin demora, a través de políticas y acciones que cambiarán la vida de millones de personas", señaló por su parte Oleg Chestnov, Subdirector General de la OMS para Enfermedades No Transmisibles y Salud Mental. 

A lo largo de los tres días de la conferencia organizada por la FAO y la OMS, Graziano da Silva, y la Directora General de la OMS, Margaret Chan, hicieron hincapié en la importancia de la colaboración entre distintos sectores para responder a los retos nutricionales del siglo XXI, pero dejando claro que la lucha contra la malnutrición debe estar liderada por los gobiernos nacionales mediante compromisos y puntos de referencia concretos. 

En la CIN2 los gobiernos adoptaron la Declaración de Roma sobre la Nutrición, junto con un Marco de Acción que aporta recomendaciones de gran alcance para los responsables de formular las políticas nacionales, destinadas a combatir la malnutrición y situar a la alimentación saludable y la sostenibilidad del medio ambiente en el centro de la producción y distribución de alimentos, desde la explotación agrícola a la mesa del consumidor. 

Los documentos son la culminación de casi un año de deliberaciones que han incluido aportaciones de la sociedad civil y del sector privado. 

El Director General de la FAO reconoció que la sociedad civil y las empresas son aliados esenciales en la lucha contra la malnutrición por sus papeles respectivos en hacer que los gobiernos rindan cuentas y en el suministro de alimentos a los consumidores. 

Nuevo fondo para la nutrición 

"Necesitamos una financiación adecuada para poder poner en práctica el Marco de Acción de la CIN2", subrayó el Director General , recordando a los delegados que éste “no es un tema menor". 

Para apoyar a los gobiernos a transformar los compromisos en acciones concretas, la FAO ha establecido el Fondo Fiduciario de Acción para la Nutrición. Este fondo movilizará recursos para los programas y proyectos que fomenten entornos propicios para la nutrición, promuevan sistemas alimentarios sostenibles y un comercio que mejore la nutrición, aumenten la información nutricional, mejoren la seguridad alimentaria y hagan que la nutrición forme parte de redes de protección social más sólidas. 

Para asegurar la rendición de cuentas después de la CIN2, el fondo ayudará también a los países a crear mecanismo robustos para el seguimiento de sus compromisos relacionados con la nutrición. El Comité directivo del Fondo fiduciario estará albergado por la FAO e incluye, entre otros, a los principales donantes, la sociedad civil y representantes del sector privado.

Por prensa FAO

Comentarios