El buen momento de los cafeteros colombianos

Los 12 millones de sacos con los que cerró el año dejaron un listón muy alto para el nuevo período. Aunque Brasil tardará cerca de dos años en recuperar su producción, Asoexport advierte que hay que mejorar la productividad. El presidente ejecutivo de la Asociación Nacional de Exportadores de Café (Asoexport), Carlos Ignacio Rojas, advirtió que los productores colombianos están viviendo una situación anormal que hay que aprovechar. 

“Este es el último cuartico de hora de los cafeteros colombianos. Las crisis (en Brasil) son el momento para mirar cómo mejoran su productividad”. Estas palabras del presidente ejecutivo de la Asociación Nacional de Exportadores de Café (Asoexport), Carlos Ignacio Rojas, sientan un precedente de lo que vendrá para ese gremio en los próximos dos años. 

“No quiero ser aguafiestas”, dice con vehemencia al referirse al cierre del año cafetero (2013-2014), uno de los mejores desde 2008 —Colombia produjo 12,1 millones de sacos de café (lo que representa un crecimiento del 22% con respecto al período 2012-2013, cuando la cosecha llegó a 9,9 millones de sacos) y fueron exportados 10,8 millones de sacos—, pero es una situación anormal que hay que aprovechar desde ahora. 

Entre los factores que beneficiaron a los cafeteros estuvieron la sequía en Brasil, que redujo la producción en 8,16%, es decir, la cosecha fue de 45,1 millones de sacos (4 millones de sacos menos que en 2013) y la plaga de roya que azotó a Centroamérica. 

Sin embargo, directivos del gremio, aunque reconocen que lo que suceda en el país vecino, máximo productor mundial de los dos tipos de café (robusta y arábigo), determina el comportamiento del mercado, consideran que la institucionalidad del sector y la renovación del parque caficultor fueron fundamentales para su recuperación. “Se han renovado cerca de 3.000 millones de árboles y se ha visto un aumento en la productividad. ”, dice el gerente general de la Federación Nacional de Cafeteros, Luis Genaro Muñoz. 

La otra buena noticia del sector fueron los pocos subsidios que recibió del Gobierno, apenas $150 mil millones, una diferencia ínfima si se tiene en cuenta que en este mismo período se desembolsó $1 billón. Según el presidente del Cómite Cafetero de Antioquia, José Eliécer Sierra, “los subsidios son un desgaste para todos: para los cafeteros, para la institucionalidad y para el Gobierno. Pero entre menos dependamos de ellos, será mejor”. 

Ante este panorama, al parecer positivo, empieza una nueva etapa con preocupaciones como la entrada definitiva del fenómeno de El Niño, la tendencia del dólar y la recuperación de los competidores. Las condiciones meteorológicas siguen siendo el caballo de batalla de los productores de café, pues cualquiera de los dos extremos, sean lluvias constantes o épocas de sequías, afectan la cosecha. 

A pesar de que en la zona cafetera hay un invierno pronunciado, según Sierra, la supuesta entrada del fenómeno de El Niño para este final de año ha generado incertidumbres en el gremio. Según el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam), al finalizar 2014 se espera tiempo seco en la mayoría del país. 

“La situación sigue siendo de alerta máxima y la probabilidad de que aparezca el fenómeno no ha desaparecido. Esa condición está prevista para que se desarrolle durante el último mes del año y principios de 2015 (enero, febrero e incluso marzo, cuando se prevé que sea la etapa de madurez de ese fenómeno natural)”, advierte Ómar Franco, director de la entidad. 

Por lo pronto, el precio del dólar, pronostica el presidente de Asoexport, “tiene una tendencia hacia la devaluación o a mantenerse en los niveles en los que estamos”. La razón principal es que “las medidas de liquidez en EE.UU. se están acabando y las tasas de interés en ese país van a aumentar”. Por lo menos lo que queda de 2014 y los primeros meses de 2015 “nos vamos a mantener en los $2.000”. 

La recuperación de Brasil, que puede tardar hasta dos años, sigue siendo la oportunidad para que Colombia continúe sumando buenas cifras de producción. “Es necesario mejorar la productividad del sector cafetero. Se debe buscar la manera para que sea un cultivo rentable.”, asegura el minagricultura, Aurelio Iragorri. 

Todavía quedan tareas por realizar, como la penetración en el mercado interno que apenas alcanza el 15%, y, por supuesto, la mejora de la infraestructura del país, pues el poco desarrollo en este sentido sigue representando más gastos para los cafeteros. 

Fuentes: 
Compilador Juan Antonio Pineda 
Palabras clave: Colombia, café, cafeteros, cosecha, producción 
Enlace: http://www.elespectador.com/noticias/economia/el-cuarto-de-hora-de-los-cafeteros-articulo-521807 
Author: Óscar Guesguan 
Serpa Publicado por: El Espectador (Colombia)
Fotografía de somoslarevista.com

Comentarios