Enfrentando el cambio climático a través de la ganadería

Es fácil presentar una imagen dramática del mundo actual. El cambio climático, el desafío ambiental más serio que la humanidad tiene ante sí, está amenazando el bienestar de la próxima generación. La globalización ha ocasionado rápidos cambios económicos, sociales y tecnológicos que han dejado a muchos rezagados. El hambre sigue siendo un problema persistente que afecta a más de 900 millones de seres humanos en todo el mundo. Frente a estas cuestiones, a veces nos sentimos abrumados por su magnitud e impotentes. 

Pero no debemos perder la esperanza. Aplicando políticas adecuadas, que apoyen la innovación y la inversión necesarias, los problemas complejos se pueden afrontar y revertir en beneficio de muchos. 

Es sabido desde hace años que las cadenas de suministro de productos animales contribuyen significativamente al cambio climático. Este nuevo informe destaca que la reducción significativa de emisiones no es solo posible sino factible. Son necesarias, no obstante, una mayor voluntad política y mejores políticas. 

Esta publicación contiene información muy necesaria para el avance hacia el futuro. Basándose en evidencias, describe las emisiones del sector a la vez que presenta los datos desglosados por especies, zonas agroecológicas, regiones geográficas y sistemas de producción. La amplitud de la información proporcionada, así como los dos informes técnicos complementarios1 a este informe, reflejan la gran diversidad del sector ganadero. 

El conocimiento detallado de la magnitud, fuentes y rutas de las emisiones es imprescindible para esclarecer el diálogo político y evitar simplificaciones excesivas, ayudándonos a tomar decisiones correctamente informadas sobre políticas ganaderas de apoyo a la producción sostenible de alimentos, al crecimiento económico y a la reducción de la pobreza. 

Este informe identifica opciones para la reducción de emisiones basadas en el potencial de mitigación de diferentes tecnologías. Dicho análisis puede orientar soluciones locales y específicas para cada sistema, al tiempo que los actores sectoriales buscan mejorar la sostenibilidad y viabilidad del sector, así como iniciativas dirigidas al desarrollo de los sistemas pecuarios que favorezcan a los grupos más pobres. 

El trabajo de evaluación del impacto ambiental de la producción pecuaria, del que forma parte el presente informe, realizado por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), ha suscitado el interés y la colaboración de múltiples socios con el fin de mejorar los datos estadísticos y su estudio. La Alianza sobre la evaluación ambiental y desempeño ecológico de la ganadería (LEAP) es una iniciativa centrada en el desarrollo consensuado con el sector de directrices y parámetros específicos para la evaluación y seguimiento del desempeño ambiental y ecológico de la ganadería. 

Los protagonistas del sector son cada vez más conscientes de que la creciente escasez de recursos naturales puede determinar el futuro del sector y han comenzado a abordar el impacto ambiental de sus actividades. Como reflejo de esta situación, la Agenda mundial de acción en apoyo del desarrollo sostenible del sector ganadero tiene como objetivo catalizar y guiar las actividades de los implicados en el sector hacia prácticas que hagan un uso más eficiente de los recursos naturales. 

Un mejor conocimiento y la creciente voluntad de actuar han generado un impulso único para hacer frente al cambio climático a través de la ganadería. No podemos desaprovecharlo. El clima y sus efectos ya se pueden sentir en la vida cotidiana de todos. Por ello es urgente y necesaria la acción colectiva.

Por Ren Wang Subdirector General Departamento de Agricultura y Protección del Consumidor (FAO), para ver el documento completo en linea Descargar

Compilador Juan Antonio Pineda

Comentarios