La Juventud y la Agricultura: desafíos clave y soluciones concretas

Las personas jóvenes representan un alto porcentaje de la población rural y con frecuencia se encuentran desempleadas o subempleadas, a pesar de la necesidad de fuerza de trabajo que existe en la agricultura. La juventud rural enfrenta muchos obstáculos al momento de intentar ganarse la vida. 

Esta no percibe a la agricultura como una profesión lucrativa o prestigiosa, y hasta que logre ver oportunidades económicas significativas y ambientes atractivos en las áreas rurales, los jóvenes continuarán migrando hacia las ciudades. Esta tendencia no contribuye únicamente al fenómeno emergente de la sobre-urbanización y al creciente desempleo en las áreas urbanas, sino que también se espera que afecte a la producción mundial de alimentos. Por lo tanto, invertir en los jóvenes que viven en las áreas rurales es clave para mejorar la productividad agrícola, estimular las economías rurales y garantizar la seguridad alimentaria. Esta publicación proporciona ejemplos de la vida real sobre cómo involucrar nuevamente a los jóvenes en la agricultura. 

El documento muestra cómo programas educativos personalizados pueden proveer a los jóvenes rurales las habilidades y el conocimiento necesarios para involucrarse en la agricultura y adoptar métodos de producción amigables con el medio ambiente. Muchas de las iniciativas y de los enfoques citados en este estudio se originan en los mismos jóvenes. 

El siguiente estudio fue un proyecto conjunto de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA) y el Centro Técnico para la Cooperación Agrícola y Rural (CTA).

Documento en linea La Juventud y la Agricultura.

Por prensa la FAO
Fotografía de agriculturers.com 

Comentarios