La Agricultura Familiar 2014 generó un impacto profundo en América Latina y el Caribe

FAO mantendrá su apoyo a la agricultura familiar a través de una iniciativa regional en América Latina y el Caribe. 

La agricultura familiar continuará como una prioridad de la agenda pública regional al terminar el Año Internacional dedicado a este sector, ya que se ha incorporado a los planes de trabajo de los gobiernos y los principales organismos de integración de América Latina y el Caribe, como la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, CELAC, señala el Boletín de Agricultura Familiar de la FAO. 

Según la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, es fundamental que los gobiernos aprovechen el impulso global que generó el Año Internacional para continuar fortaleciendo el desarrollo de las millones de mujeres y hombres que trabajan en la agricultura familiar en América Latina y el Caribe. 

Debido a que la agricultura familiar es clave para la erradicación del hambre en la región, gracias a sus aportes a la producción de alimentos, al empleo y al desarrollo rural sostenible, es una de las tres prioridades regionales de la FAO, encarnada en la Iniciativa Regional de Agricultura Familiar y Desarrollo Rural Territorial. 

La Iniciativa de la FAO está facilitando procesos para impulsar el desarrollo sostenible de los territorios rurales a través del fortalecimiento de capacidades institucionales y las organizaciones de productores. Trabaja con los gobiernos para promover el acceso a recursos naturales y productivos, servicios de asistencia técnica, crédito, seguros y nuevos mercados para que las agricultoras y agricultores familiares puedan desarrollar todo su potencial a favor de la seguridad alimentaria

La Iniciativa busca también articular las políticas de agricultura familiar con las políticas de protección social, con énfasis particular en el apoyo a las mujeres, los jóvenes rurales y los pueblos indígenas, y durante el 2015 continuará sus esfuerzos a favor del sector. 

En 2015, la FAO trabajará de forma coordinada con la CELAC para implementar el Plan de Acción para la Agricultura Familiar de la CELAC, como parte de los esfuerzos regionales para erradicar el hambre y la pobreza. 
Logros regionales durante el Año Internacional de la Agricultura Familiar 
El Año Internacional de la Agricultura Familiar 2014 tuvo éxito en sus objetivos principales: en los países se logró una estrecha colaboración intersectorial para apoyar el desarrollo de políticas adecuadas y propiciar la comunicación y conciencia pública sobre la importancia y desafíos del sector. Los gobiernos impulsaron estructuras y mecanismos para dar sostenibilidad a los pequeños agricultores, creando una serie de nuevos marcos legales y mejores políticas públicas que tendrán un impacto directo en la seguridad alimentaria de América Latina y el Caribe. 

Ejemplos de lo anterior se pueden ver en prácticamente todos los países de la región. En Colombia se reformuló el Programa de Agricultura Familiar, cuyo presupuesto inicial alcanzaba los USD 292 millones de dólares. En Argentina se constituyó una Secretaría de Estado de la Agricultura Familiar y un Consejo de Agricultura Familiar, Campesina e Indígena y se han adoptado criterios nacionales de identificación de agricultores familiares, creando un registro de ellos para la asignación de beneficios, programas y proyectos orientados al desarrollo del sector. 

En Perú se aprobó un proyecto de Ley para la Promoción de la Agricultura Familiar y se diseñço una Estrategia Nacional de Agricultura Familiar, incluyendo aspectos como la integración a mercados, la adaptación al cambio climático y manejo sostenible de recursos naturales, la dotación de bienes públicos con enfoque territorial, fortalecimiento institucional público y privado, y gestión del conocimiento ancestral agrario. 

Bolivia incrementó la cobertura de sus créditos por un período de 5 años, destinando USD 45 millones de dólares a 32 mil familias de pequeños agricultores, artesanos y empresarios, quienes recibirán también asistencia técnica; mientras que Paraguay promulgó la Ley Presidencial de las Compras Públicas de la Agricultura Familiar, la cual permite generar un círculo virtuoso que potencia el desarrollo local, garantiza la alimentación sana de los estudiantes y crea mercados para los pequeños productores a través de las compras públicas. 

En Uruguay, se promulgó la Ley de Compras Públicas a la Agricultura Familiar, que señala que el Estado se compromete a comprar hasta un 30% de la producción familiar de los pequeños agricultores; mientras que Venezuela aprobó la asignación de recursos para facilitar el intercambio y la comercialización solidaria de productos provenientes de la agricultura familiar. 

En México, la Red Mexicana por la Agricultura Familiar y Campesina (RMAFyC) trabajó de forma coordinada con el Consejo Nacional de la Cruzada contra el Hambre, la principal política nacional para erradicar el hambre en dicho país. En Nicaragua se avanzó un Anteproyecto de Ley para las Compras Públicas del Estado de Nicaragua, mientras que en Honduras se formuló la Estrategia Nacional de la Agricultura Familiar. 

Según la FAO, se debe continuar trabajando con el sector, ya que el Año Internacional demostró que los países han sabido reconocer la importancia clave que tiene para lograr el pleno desarrollo sostenible y la erradicación del hambre.

Por prensa la FAO
Compilador Juan Antonio Pineda 

Comentarios