Un millón de voces: el mundo que queremos

Al acercarse el mundo a 2015, la fecha límite para alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio, se ha iniciado un proceso de reflexión sobre el futuro del desarrollo mundial. La definición de la “agenda posterior a 2015” es una oportunidad para marcar el comienzo de una nueva era en el desarrollo internacional: una que logre erradicar la pobreza extrema y nos lleve a un mundo de paz, prosperidad, sostenibilidad, equidad y dignidad para todos. Tenemos que aprovechar colectivamente esta oportunidad histórica de transformar nuestras economías y sociedades. 

Este informe sintetiza los resultados de una consulta mundial sin precedentes liderada por las Naciones Unidas que involucró a más de un millón de personas de todos los países y sectores. Se puso empeño especial en llegar a los más pobres y marginados y a otros cuyas voces no suelen ser oídas. Este esfuerzo fue posible gracias a la tecnología de las comunicaciones, la movilización de las agencias de la ONU y el excepcional entusiasmo de numerosos voluntarios. Mediante este ejercicio, la Organización de las Naciones Unidas está decidida a materializar el espíritu de las primeras palabras de su Carta fundacional: “Nosotros los pueblos”. 

El mensaje que surgió de la consulta es claro. Si bien la agenda para después de 2015 debe y será determinada por los gobiernos, los pueblos del mundo están exigiendo tener voz y voto en las decisiones que inciden en sus vidas. La sociedad civil, el sector privado, la juventud, las mujeres, las personas con discapacidades y los grupos indígenas deben sentirse empoderados por el marco futuro de manera tal de legitimarlo plenamente y, sobre todo, poder implementarlo y monitorearlo. 

Lograr un consenso unánime que tenga la misma simplicidad, fuerza y poder que el marco de los ODM y que responda a los desafíos del desarrollo sostenible es un reto enorme. El sistema de las Naciones Unidas continuará apoyando las negociaciones y hará que en estas se escuchen las opiniones de la gente. No es posible ignorar sus deseos y expectativas, puesto que definen el mundo que las personas quieren tener. 

Leer el informe completo Descargas en Español.

Por Ban Ki-moon Secretario-General de las Naciones Unidas
Fuente: www.undp.org
Imagen de www.metro.lu

Comentarios