Cooperativa Besos de Chocolate

Enmarcada dentro del 6to Festival de Joropo, llega a Caracas la Feria Gastronómica Llanera 2015, traída por la Fundación KanoboSur y PDVSA La Estancia. El evento estará centrado en el realce y difusión de las tradiciones culinarias de nuestros Llanos y del resto de las regiones del país, desde donde asistirán diversos artesanos del sabor y emprendedores gastronómicos, como la Cooperativa Besos de Chocolate, que mediante su constancia reivindican día a día nuestro acervo cultural alimentario y los productos de primera calidad que esta tierra alberga desde tiempos ancestrales, como es el caso del cacao. 

A lo largo de Mesoamérica, el Caribe y hasta la región del sur del continente donde los ríos Amazonas y Orinoco se capilarizan en numerosos descendientes caudalosos, el cacao ha sido domesticado y preparado de numerosas maneras por las sociedades y comunidades que lo acogieron en su universo alimentario. Hace aproximadamente 4000 años, los olmecas y mayas lo domesticaron y simultáneamente comenzaron a beberlo a través de una sustancia que extraían del mucílago interior. No es sino hasta cerca del año 2400 antes del presente que en esa misma región, mayas, toltecas y aztecas lo transformaron por primera vez en chocolate propiamente dicho, en forma de bebida producto del fermento de las semillas. Posterior a 1492, los europeos quedaron maravillados con el inigualable sabor de este alimento, hasta el punto de iniciarse una pugna por el control de la venta y distribución del cacao americano en el viejo continente. Entretanto, Venezuela ya se había posicionado para los siglos XVII y XVIII con el cacao más anhelado del mundo, y en las primeras décadas del XIX las compañías y casas reposteras europeas, especialmente francesas, deliraban por nuestro producto al considerarlo el más idóneo para preparar una naciente invención culinaria, que terminaría siendo hasta la actualidad una de las más prolijas en el ámbito de la dulcería mundial: la bombonería. 

En la Venezuela actual, el movimiento gastronómico ha servido de impulso y vitrina para la reivindicación de nuestro cacao, principalmente con el auge de la bombonería, ramo dentro del cual se inserta la Cooperativa Besos de Chocolate. Esta reside en la parroquia San José, en Caracas, como una empresa dedicada la confección artesanal de chocolates en diversas presentaciones, en especial la bombonería fina, entre otros derivados del cacao. Recibe su materia prima a través de lazos económicos con productores cacaoteros de la región central del país, generando un apoyo mutuo con esos otros emprendimientos locales. Además, realizan talleres en donde comparten sus conocimientos con la comunidad en torno a arte de la bombonería artesanal. Ellos apuestan a impulsar el valor del cacao, y especialmente el chocolate hecho en nuestras tierras, con el que buscan que el consumidor aprecie las bondades organolépticas y nutricionales del chocolate artesanal por encima del considerado como golosina. 

En concordancia con dicho realce de lo nuestro, la Fundación KanoboSur ofrece con honor un lugar a la Cooperativa Besos de Chocolate como exponente en la Feria Gastronómica Llanera 2015. En la misma, seducirán al público asistente con productos innovadores, como los bombones y tabletas de chocolates rellenos con licores nacionales (cocuy, miche, ponsigué, etc.), empaquetados en atractivos cofres con mensajes. De igual forma, ofrecerán novedosas mermeladas de variados sabores, como mango con cilantro, flor de Jamaica, entre otras, que dejarán seguramente endulzados a todos los que degusten estas maravillosas creaciones. 

Por Edgar J. Orellana 
Miembro KanoboSur Caracas
Cooperativa Besos de Chocolate

Comentarios