Tequeños, una tradición nutritiva y sabrosa

La Fundación KanoboSur, junto a PDVSA La Estancia, traslada a Caracas este 15 y 16 de mayo toda la convicción alimentaria del Food Revolution Day, un movimiento creado por el chef inglés Jamie Oliver y su fundación, el cual busca estimular un consumo saludable de alimentos desde edades tempranas a partir de la participación directa de las personas en todo lo relacionado con su alimentación. El evento se llevará a cabo en la sede de PDVSA La Estancia a través de diversas actividades didácticas enfocadas en los más chicos, para que estos aprendan a cocinar sanamente mientras se divierten. Conjuntamente, los espacios del recinto altamirano servirán para que diversos emprendimientos y artesanos del sabor produzcan regocijo en los paladares de los asistentes con propuestas deliciosas y saludables a partir de productos autóctonos, como es el caso de la empresa El Tekeñazo. 

Probablemente no haya ningún tentempié en Venezuela que goce de más predilección y valoración por sus coterráneos como el tequeño. Con un origen algo incierto, debido a la poca documentación al respecto, este emblemático pasapalo despierta y evoca sentimientos nacionalistas se esté fuera o dentro del país, como un símbolo de toda ceremonia en la que el júbilo y la celebración sean el motivo: bodas, primeras comuniones, bautizos, cumpleaños, graduaciones, acuerdos corporativos, en fin, ¡reuniones de todo tipo! Alrededor del tequeño gira una grandísima emocionalidad entre los venezolanos que lo aguardan impacientemente en algún recoveco festivo. A pesar de la reducida documentación que sustente la afirmación, el hecho es que el tequeño es declarado como venezolano por sus principales y más acérrimos consumidores: los venezolanos, porque sencillamente el valor identitario que define algún objeto, en mayor medida, es construido por los que hacen uso de este y lo dotan de sentido. 

En Venezuela, son numerosas las propuestas y emprendimientos gastronómicos que han apostado por el comercio del tequeño, en las más variopintas formas, generando una difusión masiva del producto que año tras año se refuerza con su consumo. Un ejemplo de este impulso podemos admirarlo en la empresa El Tequeñazo, una marca que nació hace 7 años en Ciudad Guayana y que se ha ido consolidando en ciudades como Puerto Ordaz y Mérida, donde ya cuentan con varias sucursales. En estas se vende el tradicional pasapalo, con innovaciones coloridas repartidas en más de 190 combinaciones de sabores, que van desde el uso de masa de trigo y hojaldre dulce y coloreado, hasta los rellenos de vegetales, granos, frutas, licores, chocolates, carnes y mariscos, sin olvidar el ingrediente tradicional: el queso. Además, esta innovadora empresa produce y distribuye una gama de derivados como masa para pasteles, pastelitos, raviolis y moldes para pasticho. 

Fundamentados por estos indiscutibles motivos, la Fundación KanoboSur se honra en convidar al Food Revolution Day a la empresa El Tekeñazo, para que comparta con el público asistente todo su catálogo pionero lleno de tradición saludable, fruto de su esfuerzo y creatividad a través de los cuales han logrado difundir y renovar un producto tan de estas tierras, que cualquier individuo que ose degustarlo se sentirá un invitado especial en esta fiesta de la gastronomía venezolana. 

Por Edgar J. Orellana 
Miembro KanoboSur Caracas

Comentarios