El tekeñazo a full color

¡¿Una fiesta sin tequeños?!... ¡qué va!, eso no es una fiesta; pero El Tekeñazo no se queda con eso: además de ofrecer el “fiestero”, ahora los presenta de colores, y por si fuera poco, también ofrece más de 150 sabores. 

Una de las frases célebres más famosa y atribuidas a Einstein es “la creatividad es la inteligencia divirtiéndose”; sea cierto o no que fue él quien la dijo, de lo que no se puede dudar, es de la verdad que encierra. 

O al menos así lo demostró Gilma Sandoval, quien es colombiana, pero está casada con un Maracucho: Gabino. Sucedió que ambos fueron a las tierras guayanesas para llevar adelante a su familia, y no faltó para que el señor empezara a extrañar el tequeño maracucho, ese que está repleto de queso. 

Gilma aprendió a hacerlos, pero no sé quedó con eso nada más: estaba en el mercado viendo jamones y había uno allí ahumado que se veía delicioso. Como buena enamorada se le ocurrió variar los rellenos de tu tequeño para sorprender a su marido. 

Fue así como, divertida, despertó su creatividad: de jamón y queso, de guayaba con queso, de chocolate… y así, hasta llegar a los más de 150 sabores que existen hoy en día: desde gallina hasta cazón, pasando por pan de jamón, chuleta ahumada, camarón, pabellón, jamón serrano, pizza, y un sinfín más, que en vez de nombrarlo, vale más degustarlos. 

Es así como nace El Tekeñazo, que tiene como intención ofrecer un tequeño bondadoso en queso, con ingredientes de la mejor calidad, crujientes, sin aditivos químicos, sin conservantes, 100% naturales. 

Ahora están ofreciendo los tequeños de colores, son los fiesteros tradicionales, pero ahora son rojos, naranjas, amarillos, verde, azul, púrpuras; combinaciones de dos o hasta tres colores, han dibuja hasta la bandera nacional, con las estrellas incluidas. Todos con tintura vegetal. 

El Tekeñazo estará en la entrega de El Budare de Oro, para dar a conocer sus creaciones.

Por Legna Vivas
Para KanoboSur Puerto Ordaz


Comentarios