Salsas Las Nonna para pasta y pizzas

Ingrid Monsalve es una de las tantas venezolanas que no se ha dejado apabullar por las circunstancias y ha decidido apelar a su ingenio y conocimiento para comercial sus salsas. 

Dicen que las crisis son un caldo de cultivo para las buenas ideas, e Ingrid Monsalve lo demostró con su emprendimiento. En la familia la conocían por sus salsas, todos le decían que le quedaban estupendas, fue cuando decidió comercializarlas. 

Propone cuatro salsas rojas: bologna, salsa para pizzas, napolitana y champiñones; siendo la bologna y la salsa para pizza las más pedidas, pues las ofrecen en combo, e incluso incluyen la masa para hacer las pizzas en casa. 

Entre los ingredientes, Ingrid aclara que trabajan con productos naturales y ahumados. Busca además ofrecer precios módicos “si te compras un combo de los míos una pizza te puede salir a la mitad del precio que consigues en la calle”, explica. 

Ella no sólo busca que los clientes estén complacidos por la calidad de sus productos (que están llenos de secretos), sino que además signifique una inversión inteligente e incluso un ahorro. 

Son 100% caseras y no utilizan ningún producto químico. De hecho los tomates los pela ella misma y los cocina en su casa. “Trato de hacerlo todo como si fuese para mí”, dice Ingrid. 

Ingrid revela otras de las grandes virtudes de sus salsas: “Ellas están resuelticas, con un envase de los grandes puedes bañar en salsa suficiente comida como para 15 personas”. 

Las salsas las entregan por encargo. Bien refrigeradas pueden durar hasta un mes. Ahora están trabajando en ofrecer otras variedades, como una salsa para pasapalos, otras de ajo, y de tocineta. En la entrega de El Budare de Oro podrán disfrutar de su propuesta.

Por Legna Vivas 
Para KanoboSur Puerto Ordaz

Comentarios