Sistemas agroalimentarios tradicionales vigentes

En el caso de los pano, las comunidades asentadas en las orillas del Ucayali y sus afluentes, el Aguaytía, el Callería y el Unini, entre otros, han visto gravemente erosionados sus sistemas tradicionales. A lo largo del alto, medio y bajo Ucayali las comunidades shipibo-conibo-shetebo han adoptado casi enteramente el monocultivo de la agricultura no indígena, con cultivos de una a cinco hectáreas de maíz, frijol, maní, plátano, yuca, daledale (Calathea allouia), sachapapa (Discorea trifida), caña de azúcar y otros cultivos. Buena parte de la producción se orienta a los mercados de las ciudades amazónicas. Los pano del alto y medio Ucayali comercializan su producción agraria y la crianza de animales menores en Atalaya, Contamana y principalmente Pucallpa, la capital regional. 

Los modelos de producción, los patrones de consumo urbano y las ofertas de la industria alimentaria ejercen una poderosa y casi siempre irresistible influencia, disfrazada de «modernidad » y «desarrollo». Gran parte de los pobladores de las comunidades nativas crían aves de corral que comercializan para comprar con ello fideos, azúcar, carne de vaca y chancho, y otros productos de la industria. Un ejemplo extremo de esto es el caso de las conservas de atún y otros pescados, que son vendidos para luego ser comprados en lata. 

Las comunidades indígenas pano de las cuencas de los ríos Purús y Yurúa, en la frontera con Brasil, con una menor presión de los patrones de consumo comercial, conservan en mejor estado sus sistemas agroalimentarios tradicionales, como los yine, sharanahua, mastanahua y yaminahua. En el caso de los jíbaro-jíbaro, del hinterland, en tierra adentro, de acuerdo con la tesis de Betty Meggers, han sufrido menos el impacto de la colonización. Sin embargo, desde fines del siglo XX, y sobre todo en la primera década del XXI, la vida de los awajún y wampis4, localizados en el norte de la Amazonia, en las proximidades de la frontera con Ecuador, ha sufrido cambios drásticos y con frecuencia irreversibles en los planos social, político, económico y cultural. La conexión vial ha alcanzado sus tierras, y con ella un flujo migratorio intenso proveniente de la región costera y andina, incrementado exponencialmente las tasas de deforestación y la contaminación en los ríos y lagos con la instalación de megaproyectos hidrocarburíferos y extracción aurífera, que sin duda están provocando y originando cambios y modificaciones en los sistemas agroalimentarios tradicionales de los jíbaro-jíbaro. 

Como ocurre con las comunidades pano, entre las comunidades awajún y wampis, las más aisladas y distantes de los centros poblados como Bagua, Jaén, Chachapoyas y Santa María de Nieva, comunidades localizadas en las partes altas y remotas de las cuencas de los tributarios de los ríos Nieva y Santiago, son las que han podido conservar todavía sus sistemas tradicionales agroalimentarios. 

Los productos que cultivan actualmente son: 

Yuca (Manihot esculenta Crantz). Es un arbusto temporal de hojas palmadas. Crece aproximadamente dos metros. Presenta flores de color blanco rosáceo. Su fruto es una cápsula de forma alargada o elíptica. Con la raíz cocinada y fermentada se prepara el masato, así como harina y almidón. 

Plátano verde, inguiri (Musa paradisiaca). Es una planta herbácea perenne de gran tamaño, posiblemente originaria de Asia meridional. Posee vainas floriares que se desarrollan formando pseudotallos verticales. Sus hojas son de color verde, con los márgenes lisis y las nervaduras pinnadas. Cada planta tiene normalmente entre cinco y 10 hojas. Presenta flores de color amarillento, irregulares. Sus frutos son oblongos, de color verde, dispuestos en hileras o racimos. Es un alimento muy versátil, básico en la alimentación de los pueblos amazónicos. El plátano verde se puede consumir asado, frito, cocinado. Cuando está maduro se toma en bebidas y dulces. 

Pijuayo (Bactris gasipaes Kunth). Es una palmera que puede alcanzar los 25 m de altura. Sus frutos de color naranja, amarillo o rojizo son comestibles y muy valorados en la comida indígena, cocinados se prepara el masato de pijuayo. Sus hojas tiernas o «palmito» son una de las partes del pijuayo más valoradas, tanto en el mercado nacional como internacional. 

Maíz (Zea mays). Es una gramínea caracterizada por poseer tallos macizos en forma de caña. Puede alcanzar unos 2,5 m de altura, es originario del continente americano. Junto con el arroz y el trigo es uno de los alimentos cultivados más importantes de todo el mundo. Del maíz se obtienen bebidas como la chicha, harina para la elaboración de tortas, pan y dulce, aceite de uso alimentario o industrial. 

Maní (Arachis hipogea). Es una planta herbácea de 15 a 70 centímetros de alto, con ramificaciones desde la base que desarrollan raíces cuando tocan el suelo. Posiblemente es originaria del continente americano, de Brasil, Bolivia o Argentina. Sus semillas son consumidas crudas, tostadas o cocinadas. El maní es una importante fuente de aceite vegetal en las zonas tropicales y subtropicales. 

Caña de azúcar (Saccharum officinarum). Es una planta erguida que llega a alcanzar los cuatro metros de altura. Su tallo es de color vino, cilíndrico, con nudos e intervalos regulares, con una corteza leñosa y una médula esponjosa y dulce, rica en jugo. Sus hojas son lanceoladas, alcanzando una longitud de dos metros. Presenta flores que están reunidas en grupos de espigas que alcanzan de dos a cinco centímetros. Su tallo contiene un jugo con altas cantidades de sacarosa, casi el 46 % del mismo. Además de usarse como edulcorante, se emplea en la elaboración de numerosos dulces artesanales y es una de las sustancias más nutritivas que hay. 

Arroz (Oryza sativa Linnaeus). Es una planta acuática con el tallo derecho y empinado, que alcanza una altura de 1,5 m. Pertenece a la familia de las gramíneas; su fruto es la base de la dieta de la población mundial. Su uso es básicamente alimenticio. 

Daledale (Calathea allouia). Es un tubérculo de la especie oleífera, conocida y cultivada desde hace mucho tiempo por los pueblos indígenas de América. Se come cocida, tiene una textura crocante, aun después de largo tiempo de cocinada es muy apetecible. Se utiliza en la preparación de ensaladas y como acompañante de muchos platos de pescado. 

Cacao (Theobroma cacao). El árbol de cacao es una planta que alcanza una altura media de seis metros, tiene hojas anchas de hasta 30 cm de longitud, y pequeñas flores rosas que se forman en el tronco y en las ramas más viejas. Las semillas de cacao están encerradas en una mazorca o piña de color pardo rojizo, de unos 28 cm de longitud. Las semillas de cacao, de sabor amargo, son de color púrpura o blancuzco, y se parecen a las almendras. 

El aguaje (Mauritia flexuosa), junto con la sachapapa y el palmito, es también un producto emblemático de la dieta tradicional indígena.

Fuente: Sistemas alimentarios tradicionales de los pueblos indígenas de Abya Yala. P.10 al P.13, publicado por la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, La Paz, 2015) (volumen I), año 2015.
Mujer agricultora de Perú, recolectando Papas, foto de Neils Oscategui. 

Comentarios

Publicar un comentario