A 66 años del INN: la nueva Cultura Alimentaria se erige en las 4S

La alimentación llevada a cabo de una forma integral, con la adecuación de la ingesta de una variedad de rubros, le permite al ser humano encontrarse en sí mismo como un sujeto social liberado; el desarrollo de un país depende en gran medida de la nutrición de toda niña, niño, mujer y hombre, porque pueden ser útiles en la construcción de una sociedad que apueste por disminuir las desigualdades. 

El 18 de noviembre de 1949 se creó el Instituto Nacional de Nutrición (INN), por decreto presidencial de Rómulo Gallegos, como una respuesta al grave problema nutricional que vivía gran parte de la población venezolana. Dos años más tarde, también el 18 de noviembre de 1951, se celebró por primera vez el Día Nacional de la Alimentación. 

Cuando se habla de la alimentación, se debe distinguir de la nutrición, tomando en cuenta que la alimentación es el proceso mediante el cual el ser humano ingiere alimentos para su crecimiento, desarrollo y mantenimiento de la vida y su bienestar. En cuanto a la nutrición, es el conjunto de funciones a través del cual el organismo utiliza, transforma e incorpora a sus tejidos los nutrientes que aportan los alimentos. 

A partir de la evolución del hombre, junto a sus costumbres adquiridas, se han generado cambios positivos, ya que una vez cubiertos sus requerimientos nutricionales, conoció otras alternativas para preparar los rubros, a fin de conocer otros sabores y conservarlos por más tiempo. Sin embargo, estos cambios se han visto envueltos en patrones de consumos impuestos por las transnacionales de los alimentos, quienes buscan posicionar sus productos poco o nada sanos. 

En consecuencia surge la necesidad y la importancia de invitar a la población a incorporarse a la nueva Cultura Alimentaria y Nutricional, la cual tiene como bandera las preparaciones y alimentos 4S (Sanos, Sabroso, Seguro y Soberano), los cuales nos reencuentran con nuestras costumbres, tradiciones y diversifican la amplia gastronomía venezolana. 

El INN, enfocado en el concepto socialista de la Misión Alimentación, ha venido trabajando de forma horizontal con las comunidades, para incentivar la adecuada alimentación, promoviendo la preparación de platos tradicionales y autóctonos, para garantizar la Soberanía Alimentaria partiendo de la consciencia individual y colectiva. 

INN en Revolución 
Gracias a la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela de 1999, impulsada por el Comandante Supremo Hugo Chávez Frías, la alimentación es un derecho con un asidero jurídico que habla de un estado protector de su pueblo. El sistema de Misiones de carácter universal, se despliega con énfasis en espacios vulnerables, dándole prioridad al acceso físico y económico a los alimentos; sosteniendo esta inversión social, a pesar de la crisis financiera mundial. 

Antes de la Revolución Bolivariana, desde los Gobiernos de turno no había compensación alimentaria para los más pobres, esto acompañado de una incidencia de la empresa privada en programas ineficientes, con una minimización del gasto. Ahora, la Misión Alimentación ha apostado a la Seguridad y Soberanía Alimentaria como derecho humano protegido y trabaja arduamente en la consolidación de la plataforma estatal como actor del sistema agroalimentario, que apunta a la potencialidad de la producción nacional, para la diversificación de rubros. 

El Gobierno Bolivariano ha impulsado la Seguridad Alimentaria con mayor inversión social, atinando un 62% del Producto Interno Bruto (PIB), reduciendo la pobreza a 5,4%; según la Organización de Naciones Unidas (ONU) Venezuela es un país con Desarrollo Humano Alto y con menor desigualdad, la más baja de América Latina. 

El pueblo alimentado 
La Misión Alimentación, rectorada por la Vicepresidencia de Seguridad y Soberanía Alimentaría y Abastecimiento, se ha dedicado a implementar más estrategias para asegurar la alimentación del pueblo, con la creación de la Superintendencia Nacional de Gestión Agroalimentaria (Sunagro, antes SADA), un Plan de Abastecimiento Seguro, una Ley Antimonopolio y de forma reciente ha realizado el despliegue nacional de los Mercados Comunales, llevando la comida a las comunidades articulando con el Poder Popular, sin intermediarios. 

El INN, en vinculación con las políticas sociales implementadas por el Gobierno Bolivariano, ha puesto todo su empeño en educar en materia alimentaria, utilizando campañas contra sobre el sobrepeso y la obesidad como “Agarra Dato, Come Sano”, que van de la mano con el Trompo de los Alimentos. 

Desde la Misión alimentación recordamos el valor tangible del INN, además el de cada familia venezolana que, sobrepasando el 90%, puede alimentarse tres veces al día; es el esfuerzo de todas y todos en Revolución lo que nos permitirá obtener nuestra mayor suma de felicidad posible, para Comer Bien y Vivir Bien.

Por prensa INN

Comentarios