FAO y OMC: La inocuidad alimentaria y el comercio deben mejorar la nutrición e impulsar el desarrollo

Los pequeños productores en los países en desarrollo deben tener acceso a los mercados mundiales, según Azevêdo. 

La FAO y la Organización Mundial del Comercio (OMC) acordaron hoy reforzar su cooperación para promover el comercio internacional de alimentos y la inocuidad alimentaria que mejoren la nutrición de la gente y permitan que los pequeños productores tengan un mejor acceso a los mercados agrícolas internacionales. 

"Esperamos poder garantizar un comercio justo de productos agrícolas y alimentarios a través de esta cooperación reforzada (FAO-OMC)", aseguró el Director General de la FAO, José Graziano da Silva, a su homólogo de la OMC, Roberto Azevêdo durante un evento que tuvo lugar en la sede del organismo alimentario de la ONU. 

"Por un lado, el comercio puede desempeñar un papel cada vez mayor para satisfacer la creciente demanda de los países con déficit de alimentos. Por otro, una mayor apertura comercial puede socavar la capacidad de la población local para producir sus propios alimentos", añadió el Director General de la FAO. Graziano da Silva advirtió que caso de no llegar a una solución equilibrada sobre los desafíos relacionados con la producción y el comercio de productos agrícolas, podría no alcanzarse el objetivo de desarrollo sostenible recientemente acordado por la comunidad internacional para erradicar el hambre en el mundo. 

Por su parte, Azevêdo destacó que en la OMC, "tratamos de asegurar que el sistema de comercio mundial funcione para todos, que sea justo y equilibrado", de una forma "que apoye el crecimiento y el desarrollo y permita a las personas acceder a los bienes y servicios que necesitan", incluyendo los alimentos. "Cuando visito países en desarrollo, especialmente en África ... los empresarios me hablan de las dificultades a las que se enfrentan para cumplir con las normas exigidas", señaló el Director General de la OMC, añadiendo que es esencial crear capacidad en los productores en los países en desarrollo, un área de trabajo en la que su Organización y la FAO buscan profundizar su colaboración. 

Azevêdo se refirió hoy a la 10ª Conferencia Ministerial de la OMC que tendrá lugar en Nairobi del 15 al 18 de diciembre de 2015, donde el papel de la agricultura -especialmente en el desarrollo y la mejora de las vidas de las personas en los países menos desarrollados- es una de las prioridades en la agenda. 

Entre los temas a debate figuran abordar las restricciones comerciales que lastran las importaciones -como la reducción de los aranceles-, la necesidad de minimizar los subsidios agrícolas nacionales y, las "distorsiones que producen", dijo Azevedo, así como la necesidad de eliminar las subvenciones a la exportación. El Director General de la OMC expresó su esperanza de que en Nairobi se alcance un acuerdo sobre el tema de los subsidios a la exportación. Esto marcaría "un avance muy significativo", y sería especialmente importante para los países en desarrollo y los menos avanzados. 

Mayor colaboración 
Graziano da Silva y Azevêdo destacaron al unísono el aumento de la cooperación entre la FAO y la OMC. Aquí se incluye una más profundiza colaboración en el comercio y la seguridad alimentaria, con una publicación conjunta prevista para 2016 que se ocupará de las medidas sanitarias y fitosanitarias (MSF) que limiten la propagación de enfermedades de las plantas y de los animales durante el transporte de productos agrícolas para el comercio. 

"Nuestro Acuerdo sobre la Aplicación de Medidas Sanitarias y Fitosanitarias considera el Codex Alimentarius de la FAO y la OMS y a la Convención Internacional de Protección Fitosanitaria de la FAO como las organizaciones que establecen las normas en estas cuestiones" señaló Azevêdo. 

Otras áreas en las que las dos organizaciones buscan reforzar sus esfuerzos conjuntos incluyen el Fondo para la Aplicación de Normas y el Fomento del Comercio (FANFC), las iniciativas de desarrollo de capacidades para ayudar a los países en la implementación del Codex Alimentarius -que desarrolla normas alimentarias internacionales armonizadas que protegen la salud de los consumidores y promueven prácticas equitativas en el comercio alimentario-, y la ayuda a los países para facilitar el comercio de alimentos inocuos y nutritivos.

Por prensa la FAO
Roberto Azevêdo, Director-General of the World Trade Organization (WTO), fotografía de la FAO

Comentarios