Porque KanoboSur cita a la FAO

Las Ciencias puras-exactas y las sociales o humanísticas como clasificación del conocimiento que el ser humano ha ubicado para la correcta investigación en cada campo, sigue constantemente indagando con estudios para proceder a preparar y realizar otras propuestas y nuevas creaciones, por lo que siempre toma un eje de referencia y así no perder el tiempo para poder adelantar pasos, o no cometer errores ya probados, porque aún la historia como ciencia social o no exacta, advierte que: “quien no conoce su pasado, difícilmente conocerá su futuro”. 

Bajo la premisa anterior, cualquier emprendimiento u objetivo debe conocer primero su antepasado si es posible, su entorno, casos parecidos, colegas o incursiones en paralelo del área, con el fin de conocer y sustentar pasos a probar y garantizar un mejor rendimiento y final del objetivo que se desea alcanzar, sea cual sea su especialización, y si tomamos temas de vida como la alimentación, la cual esta en el tapete mundial por la diversas amenazas que hemos causado los humano al suelo, más aún se debe buscar un piso fuerte para las nuevas propuestas con miras hacia un exitoso futuro. 

KanoboSur como fundación que “promueve, reconoce e intercambia los saberes culinarios populares y autóctonos de América Latina, para las generaciones presentes y futuras”, en su serio rol humanístico para la sociedad, igualmente echa mano de los conocimientos y saberes obsequiados del camino andado para mirar y contribuir hacia un futuro solido, superando obstáculos y proponiendo alternativas válidas, gracias a ese registro dinámico documentado en la que se considera una fuente básica de información variada como lo es la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura FAO, organismo que registra la trayectoria internacional de las diversas experiencias de muchísimos países desde varios ángulos de acción para contribuir a la alimentación y agricultura. 

Cuando hablamos de alimentación, implícitamente están correlacionados una serie de temas que nos toca la vida misma como lo es la nutrición, salud, sabores, las enfermedades, arte culinario, la agricultura, biotecnología, políticas y paremos de contar… así que “En 1943, Representantes de los gobiernos de 44 países se reúnen en Hot Springs, Virginia (EE.UU.), y se comprometen a fundar una organización permanente dedicada a la alimentación y la agricultura” como lo es la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura FAO. 

“En 2014, durante la CIN2, los Miembros de la FAO, parlamentarios, miembros de la sociedad civil, y el sector privado aprobaron la Declaración de Roma sobre la Nutrición y el Marco de acción. La Declaración de Roma sobre la Nutrición consagra el derecho de toda persona a tener acceso a alimentos inocuos, suficientes y nutritivos, y compromete a los gobiernos a prevenir la malnutrición en todas sus formas. El Marco de Acción reconoce que los gobiernos tienen el papel y la responsabilidad principal de abordar los problemas y desafíos de la nutrición”. 

De acuerdo a lo expresado anteriormente, es necesario tomar los señalamientos, referencias, recomendaciones y lineamientos de la FAO, lo cuales abundan en practicas y políticas que igualmente KanoboSur como Fundación venezolana mira como las mismas necesidades que se cruzan en lo nacional, regional e internacional, para contribuir a eliminar el hambre; la inseguridad alimentaria, la mal nutrición y hacer que la agricultura sea mas productiva y sustentable; así como propiciar sistemas agrícolas originales, autóctono, familiares, respetando los ciclos de los suelos y las técnicas naturales para los cultivos sanos. 

Cerrar los ojos y no citar a la FAO, seria ciego en un camino andado y plasmado con ideas propicias para seguir adelante con el abono propio de la forma local que enriquece lo ya vivido en otros lugares de una misma madre tierra. 

Por Blanca Medina
Miembro de KanoboSur 

Comentarios