Informe Final del Seminario Regional sobre Agroecología en América Latina y el Caribe

La sesión la abrió Adriana Mezardi, miembro del Movimiento de Mujeres Campesinas, menciono que este seminario es un encuentro histórico; como parte del de las tres reuniones regionales sobre agroecología; resalto el hecho que la agroecología ha sido parte del proceso de construcción agrícola desde el principio de la humanidad, siendo clave la participación de las mujeres en la domesticación de las plantas y animales, la creación de la agricultura y el suministro de alimentos para los seres humanos. La agroecología es un proceso ancestral el cual ha sido defendido fuertemente durante toda la historia por parte de la población rural, los afrodescendientes y los indígenas; en contra de las imposiciones en la agricultura, como la revolución verde con químicos, las maquinarias, etc.; para convertirla en una agricultura industrial a gran escala, con la promesa de erradicar el hambre en el mundo; con el mismo discurso vinieron los organismo genéticamente modificados o transgénicos; sin embargo hemos visto la experiencia que todos estos procesos han generado problemas económicos, sociales y ambientales, pero no obstante esta situación la lucha continua fuerte, defendiendo nuestros derechos a una mejor calidad de vida, no solo de pocos, sino de todos los pueblos. Hay temas que la sociedad tiene que afrontar colectivamente, y estos temas se relacionan con la soberanía alimentaria de los pueblos de América Latina y el mundo. 

Como miembro de la Sociedad Civil nos comprometemos a seguir luchando con firmeza para garantizar una vida digna para todos los trabajadores del campo y la ciudad, la producción de alimentos saludables para toda la población; y el apoyo de la FAO y los Gobiernos, será clave en la creación de políticas estructurales que ayuden a vivir dignamente en este campo en construcción (agroecología) y la producción de alimentos saludables. Agrego también, que la gran transnacional que está destruyendo el planeta no es la que va a resolver el problema del hambre en el mundo y mucho menos cambiar sus acciones hacia la agroecología; tenemos que ver los procesos agroecológicos como una forma de vida, una cultura, lo cual va mucho más allá que una técnica de producción. Como Sociedad Civil seguiremos luchando por cambiar las estructuras de producción, por la distribución equitativa de la tierra y la riqueza. No podrá haber agroecología ni un planeta sustentable si unos tienen mucho y otros no tienen nada. En ese sentido es necesario generar ese debate en este Seminario Regional, al que han asistido representantes de los Gobiernos, Organizaciones Internacionales, Academia y la Sociedad Civil; para la construcción de políticas eficaces, que puedan ser aplicadas en práctica a la vida real de los campesinos, indígenas y agricultores; en temas referentes a la posesión de tierra, créditos, mejores condiciones de producción, el papel de la mujer en la construcción de agroecología, conservación de semillas, el rol de los jóvenes en el proceso de soberanía alimentaria y nutricional en el campo y la ciudad a nivel mundial. Este es un reto del cual se ha venido hablando desde mucho tiempo y esperamos esta reunión sea un paso importante hacia una mejor calidad de vida, en todos los sectores. 

Efraín Edmundo Narváez (Gobierno de Ecuador hablando en nombre de Presidencia pro tempore de CELAC) Resaltó la importancia del CELAC para la realización del evento, su realización permitirá significativamente contribuir a la búsqueda de mecanismo y herramientas para cumplir con los acuerdos y mandatos alcanzados en la tercera cumbre celebrada en Costa Rica. Sobre los puntos que se encuentran vigentes actualmente es el tema de la pobreza, en la cual pese a los esfuerzos, conceptos, herramientas y metodología que se han creado para erradicarla, los desafíos son muchos y es un proceso largo por el cual estamos luchando; pero es el momento de unir fuerzas, con todos los sectores; y este evento es una muestra del esfuerzo que la CELAC es capaz de cumplir con sus objetivos. 

Debemos tener claro que herramientas y políticas públicas especificas son necesarias para permitir a la agroecología ser un elemento clave para la erradicación de la pobreza, tratando de elevarla a niveles que muestren que la agricultura sostenible trae grandes contribuciones a las familias y a las economías de los países; educar a la sociedad sobre temas agroecológicos tiene que ser una iniciativa desde todo ángulo, desde una educación primaria, hasta las universidades que en sus respectivos rangos de actuación, fomenten la investigación para mejorar las técnicas agroecológicas, que permita a los agricultores mejorar su trabajo y con eso sus ingresos. En general una herramienta completa que permita mejorar los elementos de responsabilidad social y ambiental. Fernando Rodríguez (REAF) La REAF como un organismo asesor del MERCOSUR,. se caracteriza en un espacio institucional de diálogo político y social entre Gobierno y la Sociedad Civil, con el objetivo de debatir políticas públicas y otras herramientas para el fortalecimiento fortalecer del sector de la Agricultura Familiar. Inicio sus funciones en el 2004 y sobre esa línea se han generado algunas de las políticas públicas más relevantes para el sector, bien como su reconocimiento y su importancia política, como el reconocimiento de lo que es el perfil de un agricultor familiar, a partir de su metodología de trabajo, que aborda los diferentes temas con exactitud y seriedad; teniendo un primer acercamiento celebrando seminarios y talleres, con expertos de los diferentes sectores (gobiernos, academia y de los movimientos sociales) en los diferentes temas, para generar un material interno funcional, que pueda posteriormente ser discutido en las reuniones regionales y elevado a nivel de país para el diseño de las políticas públicas. Además, todas las decisiones del espacio son con base en el consenso. 

En el tema de agroecología, se inició a trabajar en la reunión de Caracas, Venezuela en 2013, y se tomó el ejemplo de algunos países para su impulso; el proceso metodológico inicio con un cuestionario preparado por Brasil, en el cual se indagaba sobre el estado de la agroecología a nivel de la región, lo cual mostro mucha heterogeneidad y fue importante para generar un punto de entrada en el tema con enfoques institucionales y técnicas con los agricultores, que gestionan los documento y propuestas que enriquezcan el debate interno en cada país y ayudara a continuar incursionando en el tema. El gran reto es dar un mejor y más amplio diseño de las políticas públicas sobre agroecología para logar su consolidación en la Región. Alan Bojanic (FAO) La última reunión regional, llevo a la realización de las iniciativas regionales dentro de los Objetivos Estratégicos; el “Apoyo a la iniciativa América Latina y Caribe sin Hambre” y “Agricultura familiar y desarrollo territorial rural en América Latina y el Caribe”, por parte de los países miembros y en la cual la FAO se ha comprometido a apoyar a la implementación del plan de acción de CELAC. Este seminario forma parte de las tres grandes conferencias a nivel mundial, derivadas de la Conferencia celebrada en Roma en 2014, cuenta con el apoyo total del Director General quien expreso que “El modelo tradicional de la agricultura con uso intensivo de insumos ya no es sostenible; y tenemos que cambiar hacia un modelo más sostenible e inclusivo”. Desde el punto de vista de la perspectiva de la FAO el objetivo es trabajar juntos para lograr los resultados deseados, permitiendo la creación de una agricultura sostenible, mayor nutrición, y la inclusión de la mujer y la juventud; teniendo como eje central la agroecología, lo que permitirá promover una alimentación saludable, asegurando la biodiversidad; rescate y valorización de los productos locales, desenvolvimiento de los territorios rurales y mejor calidad de vida de los productores y consumidores. 

Latino América ha progresado mucho en esta área, por la unión de esfuerzos de muchos países, en especial Cuba y Brasil, este último puso en práctica su Plan Nacional de Agroecología e Producción orgánica (PLANAPO) y otras iniciativas como el Registro Ambiental Rural (CAR por sus siglas en portugués) que permite producir y asegurar las áreas de conservación. A través de esta Conferencia Regional vamos a ser capaces de compartir las experiencias de otros países, siendo importante reconocer la buena labor de la REAF en la región que busca articular iniciativas de los movimientos sociales de la agricultura y el gobierno para la agricultura sostenible. Principales retos: » El fortalecimiento de los marcos institucionales » Articular las políticas públicas (favoreciendo la formulación de políticas que promuevan la agroecología, tomando las experiencias de la región para desarrollar este tema en todos los países, asegurando que en la agenda de cada uno de los gobiernos se encuentre el tema de la agroecología) (y sobre ese conocimiento, transmitirlo a las demás regiones) » Crear una agenda de trabajo sobre agroecología que considere la especificidad de los países, incluyendo a todos los sectores. FAO se compromete a seguir apoyando las iniciativas regionales y facilitando el dialogo entre actores de políticas públicas en los diferentes países y regiones. Es importante mencionar que este es el año internacional de los suelos, y por lo tanto es esencial que dentro de este taller se pueda incluir el tema de conservación de los suelos. Es un hecho que 30% de los suelos a nivel mundial se están degradando, y tenemos que hacer un compromiso global de posicionar los medios necesarios para su conservación, lo cual apoya a la biodiversidad y la estructura sostenible de la producción. Patrus Ananias (Ministro de Desarrollo Agrario, Brasil) El tema es perfectamente adecuado para Brasil; como país estamos tratando de contribuir con la agroecología. Retos: » Producir alimentos saludables para todos » Aceptar los derechos fundamentales de la vida » La seguridad alimentaria y nutricional Según datos estadísticos son más de 800 millones de personas que aún viven en hambre y desnutrición, y garantizar la soberanía alimentaria de los pueblos y los países, el derecho humano a una alimentación adecuada, con especial atención a los hermanos y hermanas de África; pero esto no será posible aumentando únicamente la cantidad (mayor producción) sino también la calidad (valor nutricional) que promuevan de manera efectiva la salud y la vida; por lo que se hace claramente visible la necesidad de promover una agricultura sostenible y agroecológica, dejando a un lado el uso de pesticidas, organismos genéticamente modificados, semillas transgénicas. 

El gran desafío: es invertir en el conocimiento, la educación, el desarrollo científico, tecnológico y cultural, la participación de las universidades, las organizaciones de Sociedad Civil, etc., para encontrar el equilibrio que será la base para preservar los recursos para las generaciones futuras, así como la producción de bienes y servicios necesarios para garantizar la vida digna para todas las personas. Brasil está tratando de afirmar su posición y hacer una contribución a nivel general con el Política nacional de agroecología e producción orgánica PNAPO (2012), el cual es un compromiso del gobierno para ampliar y llevar a cabo las acciones que deben guiar el desarrollo rural sostenible; posteriormente para poner en práctica la Política (PNAPO) en 2013 se lanzó el Plano Nacional de agroecología e producción orgánica PLANAPO, con inversiones que van desde los 8.8billones de reales (2.8billones de dólares), siete de estos como crédito con las acciones que articulan 10 Ministerios, en metas distribuidas entre 125 iniciativas. Actualmente están trabajando en el Plan de Agricultura Familiar, que generara nuevas dimensiones al apoyo al sector; en este programa se incluye una ampliación a las alianzas con las universidades y organizaciones; se trabajara el tema de las semillas locales, criollas y nativas, de la producción de semillas de soporte, apoyo a la formación de bancos comunitarios de semillas, especialmente para las regiones semiáridas y el desarrollo de la cooperación e investigación en la producción de semillas y plántulas. Para lo cual se busca integrar el crédito, cooperativismo, comercialización y la expansión de las oportunidades de desarrollo de la agricultura familiar; teniendo como el centro de todo este desarrollo a la agroecología. Debemos también tener en consideración la última Encíclica del Papa (Laudato sí) en lo que respecta al medio ambiente. Hay muchos problemas que están unidos, incluyendo el consumismo y excesos. Según datos de FAO hay más de 800millones de personas hambrientas y 2-3 billones (en Latinoamérica es mil millones) de persona que no tienen acceso a los servicios básicos . La cuestión de tener acceso a la alimentación es un derecho básico del ser humano. Aunado a lo anterior están los retos que presenta la sostenibilidad del medio ambiente. ¡Estos son grandes retos!, pero estamos comprometidos a superarlos. (...)

Para seguir leyendo el documento
Por prensa FAO
Photo credit CIMMYT

Comentarios