Hoja de Datos: Propiedades nutricionales de las legumbres

La FAO ha desarrollado una serie de hojas de datos que cubren los mensajes clave del Año Internacional de las Legumbres. Estos documentos ofrecen una visión en profundidad sobre cómo las legumbres pueden mejorar la salud, la nutrición, la biodiversidad, la seguridad alimentaria y la adaptación al cambio climático. 

La malnutrición es un resultado de comer demasiado poco, demasiado, o de una dieta no equilibrada que no contiene la cantidad adecuada de nutrientes para ser saludable. La malnutrición es uno de los principales contribuyentes a muchos tipos de enfermedades y en algunos casos puede llevar a la muerte. Uno de los mensajes clave del que la FAO quiere destacar durante el Año Internacional de las Legumbres está relacionado con los beneficios nutricionales de las legumbres, fomentando un cambio de paradigma hacia la inclusión de mas legumbres en las dietas de todo el mundo. 

Una fuente vital de nutrientes 
Las legumbres contienen típicamente el doble de proteínas que los cereales integrales. Cuando se combinan con alimentos ricos en vitamina C, el alto contenido en hierro de las legumbres las convierten en un potente alimento para recargar los depósitos de hierro, en especial en las mujeres en edad reproductiva, que tienen más riesgo de anemia. Las legumbres son también buenas fuertes de vitaminas, como folato, que reduce el riesgo de defectos del tubo neural, como espina bífida, en recién nacidos. Por su bajo índice glucémico, bajo contenido en grasa y alto contenido en fibra, las legumbres son adecuadas para los diabéticos. 

Sacar el máximo partido a las legumbres 
Cuando se combinan otros alimentos con legumbres, los valores nutricionales de las legumbres se refuerzan, ya que los otros alimentos ayudan a garantizar que el cuerpo es capaz de absorber todos los nutrientes que se encuentran en las legumbres. Por ejemplo, comer legumbres con cereales crea una proteína completa, que contiene aminoácidos que el cuerpo no puede producir por sí mismo. Las proteínas completas son esenciales para una dieta saludable, y es por eso que las combinaciones entre cereales y legumbres, como frijoles con arroz, son populares en muchos países. Asimismo, comer legumbres con alimentos ricos en vitamina C aumenta la capacidad del cuerpo de absorber el hierro. Un buen ejemplo puede ser exprimir un poco de zumo de limón sobre un curry de lentejas.

Por prensa la FAO


Comentarios