Año Internacional de las Legumbres: Mercado de legumbres

Como parte de las actividades para promover el Año Internacional de las Legumbres (AIL) 2016, la FAO albergó un mercado en el jardín de la sede las semana pasada. El mercado estuvo dirigido a resaltar tanto la biodiversidad como los beneficios dietéticos y nutricionales de las legumbres en el espíritu del AIL. Se contó con la participación de agricultores locales que representan una amplia gama de empresas familiares, miembros de la Organización Mundial de Productores Agrícolas, quienes dieron a conocer sus diversos artículos basados en dichas leguminosas. 

Bajo el lema de la AIL "Semillas nutritivas para un futuro sostenible", el evento de esta semana sirvió para poner en relieve el papel que estas pueden desempeñar para garantizar la seguridad alimentaria y nutricional en el contexto del reto Hambre Cero y la Agenda 2030 para el desarrollo sostenible. 

Los productos cubrieron una selección de elaboraciones a base de leguminosas, a partir de variedades como frijoles secos, arvejas y lentejas, harinas de legumbres y otros derivados procesados. Entre estos, es importante destacar los cultivos locales tales como frijoles rosados, la “fagiolina” del Trasimeno, lentejas de San Stefano de Sessanio y otras variedades típicas del centro de Italia que se han conservado durante siglos por los pequeños productores locales. 

Además, los productores resaltaron las características especiales de sus legumbres, "Estas variedades no necesitan remojo antes de cocinar gracias a la composición de la tierra volcánica de la región, lo que hace que su piel se más fina y más digerible", aseguraron durante la presentación de sus productos. Por su parte, expertos de la FAO ofrecieron a los visitantes una visión general sobre los orígenes, el comercio y el valor nutritivo de las principales variedades de las legumbres. 

Garbanzos y lentejas fueron cultivados y comidos por las antiguas civilizaciones, quienes prosperaron en el Creciente Fértil (región histórica que se corresponde con parte de los territorios del Levante mediterráneo, Mesopotamia y Persia). Hoy en día, los garbanzos se producen principalmente en la India, mientras las lentejas en Canadá. Estos son reconocidos por su alto contenido de fibra dietética y hierro, respectivamente. 

El caupí con su origen en el sur de África y gracias a sus propiedades sigue siendo un componente clave de los sistemas de cultivo intercalado tradicionales en el África subsahariana. Nigeria es el mayor productor con más de 2 millones de toneladas. Solo una pequeña proporción de caupí entra en el comercio internacional. Tiene que ser preparado y cocinado adecuadamente debido a su alta concentración de antinutrientes. 

Los frijoles originales de América Central y del Sur han sido un alimento básico para muchos pueblos nativos americanos. Las habas crudas contienen aproximadamente un 20-25% de proteína. Cuando se combina con los cereales proporcionan un perfil de proteína "completa". El mercado de las legumbres fue el escenario perfecto para un intercambio espontáneo de ideas e información sobre estas leguminosas entre la FAO y los agricultores locales. La posibilidad de un contacto directo entre el personal -incluyendo expertos técnicos- y agricultores pequeños y familiares, resulta muy importante para ambas partes en el marco de este año internacional. 

Por prensa la FAO

Comentarios