Seguridad Alimentaria y Nutricional, un reto de todos en El Salvador

América Latina es la región que mayores avances ha hecho en la erradicación del hambre reduciendo la subalimentación de 14.4 % en 1990/92 a 5.1 % en 2012/14, para cumplir con lo propuesto en los Objetivos del Milenio y cumplir además la ambiciosa meta de la Cumbre Mundial de la Alimentación (CMA) al reducir el número total de personas que sufren hambre de 60.3 millones a 29.5 millones en el mismo periodo. 

El Salvador, por su parte, ha logrado reducir sus niveles de subalimentación del 16.2 % al 12.4 % de la población durante ese tiempo, lo que refleja que el trabajo realizado ha permitido a unas 250,000 personas salir de la subalimentación. Asimismo, en temas de desnutrición crónica se ha logrado disminuir del 19.2 % en el año 2008 al 14 % en 2014, mientras que la obesidad, la otra cara de la malnutrición, se ha mantenido en un 6 %. 

Varias acciones han incidido en lograr estos porcentajes: el apoyo a los programas de agricultura familiar que han permitido a más de 5,000 familias producir sus propios alimentos y mejorar ingresos familiares; el apoyo a emprendimientos productivos que permite diversificar su producción, así como darle mayores ingresos a las familias; y la incidencia en políticas públicas orientadas hacia la reducción de la pobreza y la desigualdad son algunos de esos elementos. 

Para leer el resto del artículo, haga click aquí (enlace externo)

Comentarios