Desafío Hambre Cero

Los responsables de los Organismos de las Naciones Unidas con sede en Roma centrados en la alimentación y la agricultura, agradecieron hoy al Secretario General de la ONU, Ban Ki-moon, su compromiso personal y liderazgo en desafiar al mundo para alcanzar la meta del Hambre Cero, y se comprometieron a mantener el impulso para alcanzar este ambicioso objetivo en 2030. 

El “Desafío Hambre Cero“ fue lanzado en 2012 por Ban Ki-moon, que ahora se acerca al final de su mandato. En un evento celebrado hoy en Nueva York en el marco de la Asamblea General de la ONU, el Secretario General hizo entrega de la iniciativa Hambre Cero a los representantes de las tres organizaciones.  

“Son muchos los que han respondido al Desafío Hambre Cero”, aseguró Ban Ki-moon . “Al finalizar mi mandato, pido a la FAO, el PMA y el FIDA, que continúen adelante con mi reto. Estoy seguro de que no descansarán hasta que el Hambre Cero sea una realidad”. 

El Director General de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, José Graziano da Silva, el Presidente del Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola, Kanayo F. Nwanze, y la Directora Ejecutiva del Programa Mundial de Alimentos, Ertharin Cousin, aceptaron el compromiso de sus organizaciones para asumir el Desafío Hambre Cero y conseguir sus objetivos. 

Antes del evento Caminos hacía el Hambre Cero en la Asamblea General de la ONU, patrocinado por los tres organismos, el Pacto Mundial de la ONU y la Oficina del Secretario General para la Juventud, el Director General de la FAO afirmó que: “hubo un tiempo en que la seguridad alimentaria, la nutrición, los medios de vida rurales, y la agricultura sostenible eran considerados tareas separadas, como la responsabilidad de diferentes actores, y con diferentes propósitos”. 

“El éxito del Hambre Cero iniciado por vez primera en Brasil y adoptado y adaptado en países de todo el mundo demuestra que estos temas deben ser abordados en conjunto, en un esfuerzo supremo que involucre a gobiernos, instituciones internacionales, agricultores familiares, la sociedad civil y el sector privado” explicó Graziano da Silva. 

“El Secretario General siempre nos ha instado a trabajar asociados y construir un verdadero movimiento global hacia el Hambre Cero. Su liderazgo es una inspiración y nosotros en Roma debemos jugar ahora un papel aún más importante para generar impulso y fortalecer alianzas para hacer realidad su visión de un mundo sin hambre”, aseguró por su parte la Directora Ejecutiva del PMA. 

En Roma, en vísperas del evento de Nueva York, el Presidente del FIDA, Kanayo F. Nwanze, había asegurado que “con casi 800 millones de personas que se van a la cama con hambre todas las noches, es vital aprovechar el impulso generado por el Desafío Hambre Cero y el Secretario General. Juntos podemos superar el reto, pero sólo si nos centramos en las zonas rurales de los países en desarrollo, donde viven la mayoría de las personas más pobres del mundo y los que sufren más hambre”. 

El Desafío Hambre Cero pide a los líderes, las empresas y la sociedad civil intensificar los esfuerzos para acabar con el hambre en el curso de nuestras vidas. Se basa en cinco objetivos: acceso a alimentos suficientes y una dieta saludable para todas las personas, todo el año; el fin de la malnutrición en todas sus formas; sistemas alimentarios sostenibles desde la producción al consumo; el fin de la pobreza rural -duplicando la productividad y los ingresos de los pequeños agricultores- y la adaptación de los sistemas alimentarios para eliminar la pérdida y el desperdicio. 

La FAO lidera los esfuerzos internacionales para acabar con el hambre. Ayuda a los países en desarrollo y en transición a modernizar y mejorar las prácticas agrícolas, forestales y pesqueras y a lograr una nutrición adecuada para todos. La FAO presta especial atención a las zonas rurales en desarrollo, donde vive el 70 por ciento de las personas pobres y que pasan hambre en el mundo. Siga a la FAO en Twitter: @FAOnews, @FAOknowledge 

El FIDA invierte en la población rural y, al empoderar a estas personas, les ayuda a reducir la pobreza, aumentar la seguridad alimentaria, mejorar la nutrición y fortalecer su resiliencia. Desde 1978, hemos destinado más de 17 600 millones de dólares EEUU en donaciones y préstamos a bajo interés a proyectos que han llegado a unos 459 millones de personas. El FIDA es una institución financiera internacional y una organización especializada de las Naciones Unidas con sede en Roma, donde se encuentra la base de la ONU para el sector de la alimentación y la agricultura. Siga al FIDA en Twitter: @IFADnews 

El PMA es la mayor organización humanitaria que combate el hambre en todo el mundo, aportando ayuda alimentaria en situaciones de emergencia y trabajando con las comunidades para mejorar la nutrición y aumentar su resiliencia. Cada año, el PMA ayuda a unos 80 millones de personas en unos 80 países. Síganos en Twitter @wfp_media

Por FAO

Comentarios