FAO pronostica una cosecha favorable de maíz en América del Sur para 2017

Según la FAO, las perspectivas de cosechas para el maíz en América del Sur en 2017 son favorables debido principalmente a la expansión de las siembras en los principales países productores, Argentina y Brasil, en respuesta a mayores precios. 

El informe Perspectivas de cosechas y situación alimentaria (disponible en inglés) también destaca que en 2016, la cosecha récord de maíz en México y la recuperación en la producción de cereales de otros países de Centroamérica luego de la sequía del año pasado, resultaron en una cosecha abundante de cereales en dicha subregión. 

América del Sur 
Maíz: se prevé que la producción de maíz para 2017 se mantendrá en niveles altos como resultado del aumento de las siembras en Argentina y Brasil. 

En Argentina, a pesar de las fuertes lluvias al comienzo del período de siembra, la superficie plantada aumentó un 5 por ciento desde el nivel récord del año pasado, alcanzando 7,25 millones de hectáreas, en respuesta a los altos precios domésticos como resultado de la fuerte demanda de exportación. Se prevé que la producción de la cosecha de maíz de 2017 superará el nivel récord del año pasado. 

En Brasil, se prevé que la producción de maíz para 2017 se recuperará fuertemente con respecto al nivel del año pasado, menor debido a la sequía. Las estimaciones preliminares oficiales apuntan a un aumento en las siembras agregadas (primera y segunda temporada) de 3.4 por ciento, alcanzando 16.6 millones de hectáreas. Por el contrario, en Bolivia, las perspectivas para la cosecha de 2017 son inciertas, debido a menores precipitaciones y una severa infestación de langostas en el departamento de Santa Cruz, que representa más de la mitad de la producción nacional. 

En Chile y Ecuador se prevé que las buenas condiciones climáticas y los altos precios aumenten las siembras de maíz. 

Producción y exportaciones de Sudamérica se mantuvieron altas en 2016 
La producción de cereales en 2016 en Sudamérica se mantuvo en un nivel elevado, a pesar del impacto de la sequía en varios países, alcanzando 171 millones de toneladas. La contracción de la producción de cereales en Brasil, fue parcialmente compensada por la producción récord en Argentina para trigo y maíz como resultado de niveles de siembra récord. 

Las exportaciones totales de cereales de la subregión en la campaña 2016/17, la mayor parte del cual es maíz, tuvo una contracción del 18 por ciento respecto al nivel récord del año pasado, alcanzando las 62 millones de toneladas. La revisión a la baja refleja principalmente las menores exportaciones de maíz de Brasil, reflejo de las bajas disponibilidades nacionales. Por el contrario, en Argentina las exportaciones de maíz se estiman en un nivel récord de 24 millones de toneladas. 

América Central y el Caribe 
Trigo: en México -prácticamente el único productor de trigo de la subregión- las primeras estimaciones oficiales apuntan a una disminución de 13 por ciento en la superficie sembrada de trigo en comparación con la misma temporada del año pasado, bajando a cerca de 0,5 millones de hectáreas. 

Esta disminución refleja principalmente los buenos suministros que dejó la excelente producción de trigo de 2016, que se estima en 3,9 millones de toneladas, casi 5 por ciento por encima de su nivel de 2015. Maíz: la producción agregada de maíz 2016 de la subregión se estima en 32,1 millones de toneladas, un nivel récord. Esta abundante cosecha refleja principalmente los buenos resultados en México, el principal productor de la subregión, país que representa el 86 por ciento de la producción subregional. En México, la producción total de maíz de 2016 se estimó en un récord de 27,6 millones de toneladas. 

En otros lugares de la subregión, la cosecha de maíz de 2016 alcanzó 4,6 millones de toneladas, una cosecha abundante levemente inferior al nivel récord obtenido en 2013. Esto fue producto, principalmente, de la disipación del fenómeno de El Niño durante el verano de 2016 y las buenas precipitaciones durante la segunda temporada, que concluyó a fines de diciembre, resultando en buenas cosechas en El Salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua. 

Haití golpeado por sequías y el huracán Matthew 
El informe destaca que sólo un país de la región se encuentra en situación severa de inseguridad alimentaria: Haití. Sequías persistentes en 2014 y 2016, sumadas a los daños causados por huracán Matthew, tuvieron un impacto devastador en la seguridad alimentaria de Haití. 

En Haití, la producción de cereales de 2016 alcanzó un nivel promedio, cercano a las 459 000 toneladas, aunque significativamente por encima de las cosechas reducidas por la sequía de las dos últimas campañas. Sin embargo, fueron significativamente menores a las previsiones al comienzo de la temporada como resultado del huracán Matthew, que tocó tierra en el suroeste del país a principios de octubre y causó daños significativos a los cultivos de cereales recién plantados. 

Como resultado de la disminución en la disponibilidad y el acceso a los alimentos, un total de 1.5 millones de personas viven en inseguridad alimentaria, y 1.3 millones recibirán asistencia alimentaria en 2017..

Por prensa la FAO

Comentarios