The Global Land Outlook

La tierra es un pilar fundamental de la civilización, pero su contribución a nuestra calidad de vida es percibida y valorada de maneras muy distintas y a menudo incompatibles. Una minoría se ha enriquecido con el uso no sostenible y la explotación a gran escala de los recursos de la tierra, con conflictos relacionados que se intensifican en muchos países. El mundo ha llegado a un punto en el que debemos conciliar estas diferencias y pensar de nuevo la forma en que planificamos, utilizamos y gestionamos la tierra. 

En última instancia, nuestra capacidad para gestionar las concesiones a escala del paisaje determinará el futuro de los recursos de la tierra –el suelo, el agua y la biodiversidad– y determinará el éxito o el fracaso en la reducción de la pobreza, la seguridad alimentaria e hídrica y la mitigación del cambio climático y la adaptación al mismo. De hecho, se reconoce que la gestión integrada de las tierras y el agua es un acelerador para alcanzar la mayoría de los Objetivos de Desarrollo Sostenible. 

Si bien nos encontramos en una coyuntura crítica, acercándonos rápidamente y en algunos casos sobrepasando los límites planetarios, la evidencia presentada en esta primera edición de la Perspectiva global de la tierra demuestra que una toma de decisiones informada y responsable, unas mejores políticas y prácticas de gestión de la tierra y unos sencillos cambios en nuestra vida cotidiana pueden, si se adoptan ampliamente, contribuir a revertir las actuales tendencias preocupantes del estado de nuestros recursos terrestres.


Comentarios